Diario Uno > Sociedad > Coronavirus en Argentina

Bárbara se recuperó de coronavirus gracias a la donación de plasma

Bárbara Piccardi tiene 31 años. No registra ninguna enfermedad de base, no es asmática ni pertenece a grupos de riesgo. En abril se contagió de coronavirus y lo pasó muy mal, al punto de que estuvo al borde de la muerte. Más de un mes permaneció internada, la mayor parte de ese tiempo en terapia intensiva hasta que comenzó a recuperarse luego de recibir el plasma donado por otra paciente recuperada del Covid-19.

Te puede interesar: Qué es la "cuarentena pendular" que planea el Gobierno de Alberto Fernández

Las personas recuperadas de Covid-19 poseen en el plasma de su sangre anticuerpos que pueden beneficiar a quienes están cursando la enfermedad. Es lo que pasó con Bárbara.

Esta joven mujer es de Avellaneda, en la zona Sur de Buenos Aires. En charla con Radio Nihuil contó que "el 13 de abril empecé con dolor de cabeza y fiebre. Así estuve tres días. Hice el test por la página del Ministerio de Salud de la Nación. Luego llamé al 148 y me preguntaron si tenía obra social. Como sí tengo, me contacté y de inmediato me hicieron una videollamada y me dijeron que tome paracetamol más que nada para viajar la fiebre. Así estuve 3 días y al cuarto vino un médico a mi domicilio y ahí activó el protocolo.El 17 de abril me internaron".

"Estuve 20 días en terapia, entubada y con respirador porque se me complicó la parte respiratoria. Yo trabajo en un hospital público y calculo que ahí me contagié porque no salí de vacaciones ni estuve en contacto con nadie que haya viajado a un país de riesgo. Estaba dormida, prácticamente en coma" "Estuve 20 días en terapia, entubada y con respirador porque se me complicó la parte respiratoria. Yo trabajo en un hospital público y calculo que ahí me contagié porque no salí de vacaciones ni estuve en contacto con nadie que haya viajado a un país de riesgo. Estaba dormida, prácticamente en coma"

Bárbara Piccardi, paciente recuperada de coronavirus

Te puede interesar...

Bárbara no se enteró ni se dio cuenta de cuándo le aplicaron el plasma sanguíneo: "Me dieron el alta el 20 de mayo, no tengo el alta definitiva y estoy con kinesiología porque perdí la movilidad de todos los músculos. Cuando me aplicaron el plasma yo estaba dormida. Lo que sí sé es que los cambios fueron rápidos. Me hicieron una placa y salió como si fuera una persona normal"

Consultada sobre la versión que circula en las redes acerca de que sólo los políticos y las personas de mejor posición económica pueden acceder al plasma, Piccardi respondió que "no a todos los enfermos de coronavirus se les aplica plasma y chau, se curan. Para ponerle plasma a una persona tiene que estar muy mal y que su propio cuerpo no pueda generar los anticuerpos. Puede ser que los médicos consideren que una persona no necesita el plasma", lo que no implica que tenga que ver con la capacidad adquisitiva del paciente.

Bárbara recibió el plasma donado por Marisol San Romano, quien llegó de España a la Argentina con coronavirus y fue una de las primeras pacientes en recuperarse. "Gracias a ella hoy puedo estar viva, que no es poca cosa. Estaba más cerca de la muerte", es la reflexión de Piccardi.

Campaña nacional

Un proyecto presentado por el jefe de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, prevé desplegar en todo el país una campaña nacional de donación de plasma sanguíneo. También dispone la creación de un registro nacional de las personas que ya transitaron por esta enfermedad y estén en condiciones donar plasma. La iniciativa se encamina a ser aprobada prontamente.