El aislamiento social obligatorio a causa del coronavirus trajo consecuencias en diferentes sectores en Mendoza. Uno de ellos son los colegios privados, donde las clases presenciales están suspendidas desde fines de marzo. A raíz de ello, el 60% -en promedio- no logró cobrar la cuota de abril, lo que en algunos casos se debe a la situación económica y en otros a la imposibilidad de asistir físicamente a concretar este pago o a pactar un plan para saldar las deudas pendientes.

Te puede interesar: Una empleada doméstica encontró casi un millón de pesos, los devolvió y donó la recompensa

El panorama que se vive en más de 70 instituciones de la provincia fue planteado este viernes a Diario UNO por Fernando Bertonati, vicepresidente del Consejo de Educación Católica (el cual representa al 95% de las escuelas privadas de Mendoza), quien a su vez es el apoderado legal de 10 colegios que pertenecen al arzobispado.

Frente a ese escenario, Bertonati contó que esta semana presentaron una nota dirigida al titular de la DGE, José Thomas, a quien le solicitaron la apertura de las administraciones de los colegios para poder regularizar los pagos de las cuotas, en consonancia con la apertura de los comercios en el Gran Mendoza.

El problema es más crítico en algunos establecimientos, donde la morosidad trepa al 80% y la dificultad para pagar los salarios a los docentes se hace cada vez más difícil.

Incluso, ya se está evaluando qué pasará en junio cuando los colegios privados tendrán que afrontar el medio aguinaldo además de los sueldos de mayo. "El estado de vulnerabilidad es muy grande", graficó Bertonati, quien destacó la buena relación con el Gobierno provincial.

Hasta el momento, algunas escuelas se manejan con mail o por teléfono con los padres "pero cada caso es único y tiene sus particularidades que necesitan tratarse de manera personal", dijo el representante del sector.

La idea es que mantener la atención administrativa como lo hace el comercio, con días y horarios determinados y con la terminación del DNI.

En Buenos Aires se vive lo mismo

El secretario ejecutivo de Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA), Martín Zurita, también coincidió con su par de Mendoza pero aclaró que en Buenos Aires “el 70% de las familias no pagó la cuota de abril y eso nos afecta de una manera terrible”.

Detalló que “nosotros estamos atravesando una situación muy difícil, una crisis muy severa en nuestro sector y estamos necesitando un salvataje del Estado".

Además, agregó que apelan "a la responsabilidad de las familias para que sigan pagando la cuota. Pedimos solidaridad. Así como la tenemos con las familias que se vieron dañadas, a aquellos que no vieron afectados sus ingresos les pedimos que sigan pagando porque, de lo contrario, las escuelas no podrán mantenerse en pie”.

El referente de las instituciones privadas señaló que la crisis se vive no sólo en Buenos Aires sino también en todo del país. “Es más crítico en la provincia, donde se concentra más del 60% de las escuelas privadas de la Argentina, con 6.300 instituciones educativas”, puntualizó.

Comentó que tiene diálogo con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, a quien le planteó su preocupación sobre el sector.

Sin embargo, afirmó que no tuvieron la misma respuesta desde la cartera bonaerense: “Ante esta situación nos gustaría poder tener una llegada más directa con la ministra de Educación, Agustina Vila, pero hasta el momento hemos pedido muchas entrevistas y no hemos conseguido ninguna.

Sobre el sistema ATP que estableció la Nación, el titular confirmó que “aún no hemos recibido nada. Estamos incluidas. Pero el viernes pasado se venció el plazo para el pago de sueldos y hay muchas escuelas que no pudieron hacerlo. Apelamos al pago de esta ayuda. Tenemos 4 instituciones que tuvieron que cerrar".

Te puede interesar...