Diario Uno > Sociedad > redes

Ante las estafas por las redes, brindaron recomendaciones

El Ministerio de Seguridad de Mendoza reiteró los consejos para evitar ser estafado a través de las redes sociales, delito que aumentó durante la pandemia

Ante las sucesivas estafas a través de las redes sociales donde personas terminan sufriendo el robo de dinero o pertenencias, el Ministerio de Seguridad de Mendoza volvió a brindar recomendaciones para no caer en la trampa y evitar ser víctima de este delito que ha crecido durante la pandemia.

Esta nueva modalidad delictiva consta de delincuentes que se contactan a través de las redes sociales, principalmente Facebook, haciéndose pasar por clientes para comprar algún objeto y pactando un encuentro con el vendedor. Una vez concretada la cita le sustraerá el dinero o el bien a la persona. Así sucedió en el caso de dos hombres, de 24 y 38 años, que viajaron desde San Juan hasta Mendoza para hacer una importante compra. Algunas versiones indican que iban a adquirir dólares, otras que comprarían un auto. El punto es que al arribar al lugar pactado en Las Heras fueron sorprendidos por tres delincuentes con armas de fuego que circulaban en dos motos, y les robaron una mochila en la que llevaban $3 millones, según consta en la denuncia.

Te puede interesar...

También los estafadores utilizan engaños para solicitar datos de entidades bancarias, como el CBU o clave “Token” (elemento de seguridad que sirve para confirmar tu identidad cuando se realiza una operación a través de homebanking).

Por este motivo, los especialistas advierten que hay que evitar pactar compras o ventas de bienes a través de las redes sociales y no informar datos privados sobre alguna cuenta bancaria.

Además se recomienda no comprar objetos en comercios no autorizados y menos aún si el precio de venta está por debajo de su valor de mercado y exigir siempre la factura o ticket al realizar una compra.

Para denunciar sitios de venta ilegal llamar al 0800 222 6111 “No compres robado”, línea para desalentar la compra de objetos sustraídos.