Diario Uno Sociedad trasplante
Historias de vida

Anahí Cibeira, una mendocina que necesita un trasplante de médula y lucha por conseguirlo

Anahí padece de una enfermedad llamada Policitemia Vera, por la que necesita un trasplante de médula ósea, que se realizará en Córdoba. Está juntando el dinero para llevarlo adelante.

Un día de hace 19 años, Anahí Cibeira notó que Sthefano, el más chiquito de sus hijos, tenía los cordones de las zapatillas desatados. En el trayecto que demoró en agacharse para resolverle el problema al bebé, se dio cuenta que algo extraño le pasaba. Una acción tan pequeña y cotidiana la puso en alerta, pues no pudo terminarla: al agacharse, la sangre en su cabeza ejerció una presión inusitada y debió enderezarse inmediatamente. Este fue el primer síntoma de la enfermedad que, tiempo después, le fue diagnosticada: Policitemia Vera, una patología de la médula osea, por la cual esta produce mayor cantidad de glóbulos rojos y plaquetas. Anahí vivió una vida normal durante 19 años, siguiendo un tratamiento médico. Sin embargo, su enfermedad mutó y ahora le urge realizarse un trasplante de médula ósea, para lo que necesita ayuda de la comunidad.

Anahí dialogó con Diario UNO y contó que, junto a su familia, está realizando una campaña solidaria para juntar fondos. Necesita sostener económicamente un tratamiento largo, de al menos tres meses de estadía en otra provincia, tanto para ella como para su hija mayor, Ornella, que la va a acompañar en el proceso del trasplante.

Seguir leyendo

La historia

Anahí vive en Tunuyán, es comunicadora y trabaja en el área de prensa del municipio. Desde que le diagnosticaron la enfermedad, asiste todos los meses al hospital Central, en donde la atiende su médica, Graciela Salinas, que ha sido un apoyo incondicional en su vida, tanto como el de su marido, Carlos Pellegrino, y sus cuatro hijos: Ornella (29), Gino (26), Emilio (21) y Sthefano (19).

Anahí se acostumbró a convivir con la enfermedad. Si padecía algún síntoma, como cansancio físico, se reponía rápidamente pues tenía que seguir adelante. Asegura que todo este tiempo, le ha servido mucho tener creencias religiosas y confiar en el respaldo de su marido y sus hijos.

"A pesar de que yo no tengo mamá, mi esposo ha sido un sostén incondicional", contó.

Si bien la vida se fue desenvolviendo con normalidad, hace algún tiempo, recibió otro diagnóstico: la enfermedad de la médula había mutado en otra, denominada Mielofibrosis Secundaria. Entonces, su médica le comunicó que no había otra opción más que un trasplante de médula.

Desde ese momento, Anahí comenzó otra vida: la de la búsqueda de un donante de médula ósea compatible, y la de programar el trasplante, que se realizará en Córdoba.

El trasplante

Esta búsqueda en un principio resultó infructuosa a nivel nacional. Sin embargo, el Incucai tiene la posibilidad de realizar una búsqueda internacional de un donante compatible. Así se hizo.

El trasplante se confirmó porque se dio con una donante de Italia, compatible 100% con Anahí.

Anahí Cibeira campaña 1.jpeg

"Fue muy grande la felicidad al enterarme de esto, y desde que me confirmaron que el trasplante va a ser en julio, estamos pensando cómo enfrentar los gastos que esto nos implicará"

Hay que aclarar que Osep, la obra social que la asiste, cubre los gastos médicos, el viaje y el hospedaje. Pero tanto ella como su hija deben subsistir 3 meses en otra provincia, sin parientes ni amigos que puedan ayudarlas. Además, se necesitan cuidados especiales antes y después del trasplante, que no son económicos. Este es el motivo por el que están realizando la campaña.

Quién pueda colaborar con la recuperación de Anahí, puede hacerlo a través de la cuenta de Griselda Anahí Cibeira CBU 1910321555032151406828, o la cuenta de Mercado Pago de Ornella Pellegrino 2622-5472

Además, con su familia han organizado un sorteo, del que se puede participar a través de las redes sociales de Anahí: Facebook e Instagram

Anahí Cibeira Sorteo.png

Temas relacionados: