Diario Uno > Sociedad > Casas del IPV

Adjudicatarios de la vivienda social deberán pagar impuestos y servicios

La Cámara de Diputados dio sanción final al proyecto de Ley venido en revisión del Senado, por el cual se establece que a partir de la entrega de la vivienda social por parte del Instituto Provincial de la Vivienda -IPV-, los adjudicatarios deberán pagar los impuestos, tasas y servicios municipales. Además deberán enfrentar el costo por el suministro de electricidad, agua - cloacas y gas, como también las expensas comunes en aquellos casos de inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal.

 Embed      

Esta iniciativa fue impulsada por el senador Gustavo Pinto (UCR), el objetivo es “establecer las obligaciones de adjudicatarios - habitantes de viviendas sociales”, considerando que ”quienes ya han recibido una vivienda social, corresponde que asuman las obligaciones propias de todo poseedor de un inmueble”.

 Embed      

Pinto explicó que el problema básico se crea cuando a alguien se le adjudica una vivienda, y por diversos motivos se demora la escrituración a nombre de esta persona. "Generalmente cuando son cooperativas, donde estas tienen que ceder la titularidad del terreno al IPV, por lo que en ese tiempo, la gente ya está viviendo en esas casas no paga sus impuestos y servicios -incluyendo hasta multas-. Entonces estas facturas le llegan al IPV, que de esta forma, en vez de usar el dinero para construir casas a quien no tiene, la tiene que ocupar en pagarle la luz, el gas o el agua a quien no las paga", explicó.

"No se trata de crear nuevos impuestos ni nada por el estilo. Lo que se busca es que el IPV no tenga que pagarle los servicios a la gente que ya tiene su casa en detrimento de otra que todavía no la tiene", sostuvo.

 Embed      

El paceño detalló que sabe muy bien cual es la problemática financiera de muchas familias "por haber recorrido Mendoza y conocer La Paz", pero que hay gente que pudiendo pagar sus servicios, no lo hace, y aclaró que "donde haya una problemática de una familia que tiene su vivienda propia y no puede pagar, el estado ayudará a esa familia", dijo y agregó: "Para los que menos tienen, el único organismo que puede darle una solución habitacional es el IPV, y entonces no hay que perjudicar a este organismo desfinanciándolo por asumir cuentas ajenas".

"Hay que hacer un trabajo coordinado con el IPV y la oficina de viviendas de los municipios, para que cuando se entrega un barrio, rápidamente se contacten con quien sea en ese lugar el prestador de servicios, para pasarle la lista de adjudicatarios y que se les facture al adjudicatario esas prestaciones y las tasas municipales.

Te puede interesar...