Nació en Londres, el 11 de octubre de 1885, de padres franceses, y ella fue una incansable luchadora por los derechos de la mujer en Argentina. Llegó a nuestro país en 1890, y ya en 1902, junto a un grupo de compañeras del colegio secundario, la Escuela Normal Nº1, fundó el Centro Socialista Feminista y la Unión Gremial Femenina. Su bandera fue la búsqueda de la igualdad, y no la bajó hasta su muerte, cuando tenía ya 100 años. Su nombre, Alicia Moreau, que luego pasaría a ser "de Justo", tras casarse con el dirigente socialista Juan B. Justo. Un 12 de mayo de 1986, Alicia dejaba este mundo y pasaba a convertirse en símbolo del feminismo argentino.

Una vida de lucha

Su padre, Armand Moreau, fue un revolucionario y pensador francés que participó en la Comuna de París en 1871.​ Tras la cruenta represión que le siguió, la familia entera debió emigrar a Bélgica primero, y a Gran Bretaña después, donde nacería Alicia, hija también de María Denanpont.

Llegados a Buenos Aires en 1890, los Moreau rápidamente tomaron contacto con grupos anarquistas y socialistas, y Armand abrió una librería. A los mitines políticos lo acompañaría una inseparable Alicia, y ya se hablaba de formar los primeros movimientos obreros en el país.

En 1902, tomó contacto con las hermanas Chertkoff, fundadoras del Centro Socialista Femenino, que desempeñaba la divulgación de los saberes filosóficos y sociológicos de la época. Moreau las acompañó en la Asociación Pro-Educación Laica que se organizó en Morón en 1903 y en la tarea de abrir bibliotecas populares y jardines maternales.

En el Normal Nº1 tuvo como guía en sus estudios del Derecho a quien era su profesor y luego el primer presidente apoyado en el voto popular: Hipólito Yrigoyen.

El feminismo

Con apenas 21 años de edad -en 1906-, fundó el Movimiento Feminista en el marco del Congreso Internacional del Libre Pensamiento, realizado en Buenos Aires y en donde expuso un informe titulado Educación y Revolución. Este trabajo le significó el reconocimiento de importantes figuras, entre ellas, José Ingenieros, Juan B. Justo, Margarita Ferrari, María Abella de Ramírez, Enrique del Valle Iberlucea y Enrique Dickman.

En 1907 comenzó los estudios universitarios que le darían su título de médica en 1914. Su tesis doctoral en medicina fue sobre la función endocrina del ovario; en el Hospital de Clínicas, donde realizó su residencia, se relacionó con prostitutas, y pronto se especializó en enfermedades femeninas e instaló un consultorio en Esmeralda y Marcelo T. de Alvear, según expuso el historiador Felipe Pigna en su página El Historiador.

En 1919 fue delegada en el Congreso Internacional de Obreras  reunido en Estados Unidos, donde tomó contacto con las sufragistas de aquel país. A su regreso fundó la Unión Feminista Nacional a la que adhirieron, entre otras, la poetisa Alfonsina Storni. Al año siguiente esta agrupación llevó adelante un impactante simulacro de votación en el marco de las elecciones legislativas del 9 de marzo de 1920.

En 1921, Alicia Moreau se afilió al Partido Socialista y al año siguiente se casó con su líder histórico, el doctor Juan Bautista Justo, con quien tuvo tres hijos.

Sus obras

En sus casi 101 años de vida y de incansable militancia, Alicia Moreau de Justo dejó un prolífico legado literario. Fue redactora del periódico Humanidad Nueva, escribió muchos artículos en diversas publicaciones, y en 1956 se hizo cargo de la publicación del diario socialista La Vanguardia.

Los libros:

  • 1915: Evolución y educación.
  • 1919: La emancipación civil de la mujer, en Humanidad Nueva.
  • 1933: El socialismo y la mujer, de La Vanguardia
  • 1946: El Socialismo según la definición de Juan B. Justo, 1946.
  • 1947: La mujer y la democracia.
  • 1983: ¿Qué es el Socialismo?

Seguir leyendo