La mega obra frenada

Suarez analiza construir la presa El Baqueano con los fondos de Portezuelo del Viento

El dique que se proyecta en el río Diamante, entre Agua del Toro y Los Reyunos, en San Rafael se baraja como una de las obras hídricas alternativas por si el presidente no avanza con el laudo para adjudicar Portezuelo del Viento

El último día del 2021 el gobernador Rodolfo Suarez admitía que ante la indefinición del presidente Alberto Fernández sobre el laudo que permitiría adjudicar la obra de Portezuelo del Viento, su gobierno analizaba otras opciones de obras hídricas que permitieran "optimizar el recurso hídrico y la generación de energía eléctrica con miras a los próximos 30 años". Una de esas opciones es el dique El Baqueano, que se proyecta sobre el río Diamante en San Rafael y tiene más de 39 años de estudio, ya que arrancó con la vuelta de la democracia en el 1983.

Esa obra se redinamizó en agosto del año pasado, cuando aparecieron 6 empresas interesadas en participar de los estudios geológicos del dique que se haría entre Agua del Toro y Los Reyunos, que tendría un costo cercano a los U$S540 millones y podría generar el 9% de la capacidad de megavatios instalada en la provincia, el equivalente a lo que genera el dique Potrerillos.

Ya en aquel momento, el mismo Suarez celebraba en su perfil de Twitter el avance de ese dique.

https://twitter.com/rodysuarez/status/1428303562887548932

El Baqueano se proyectó como uno de los diques que le daría continuidad a aquel objetivo estatal de construir un dique cada 5 años, pero en estos días ese dique comenzó a resonar en las mesas de discusión de alternativas a Portezuelo del Viento.

Ante el retraso del laudo presidencial para adjudicar la mega obra de Malargüe, que en Mendoza se espera desde hace más de 14 meses, desde octubre del 2020 cuando el ministro de Gobierno Víctor Ibañez llevó al Ministerio del Interior 72 biblioratos con todos los estudios ambientales, el dique El Baqueano recobró actualidad.

En el presupuesto del año pasado se preveía unos $40 millones para avanzar, aunque esta etapa finalizaría en 2023 y luego, se estaría en condiciones de licitar.

Proyecto El Baqueano

A mitad del año pasado, se perfiló el anteproyecto con el sitio identificado que es El Imperial, donde se hará el cierre. Según los estudios superficiales en esa zona no va a haber desplazamientos y se podría ejecutar el proyecto, confirmaron en octubre pasado en la Empresa Mendocina de Energía (EMESA).

"Es un dique que comienza y termina en el río Diamante, que ya avanzó con los estudios geológicos y cuando estén los de impacto ambiental ya se podría convocar a una audiencia pública. De tener la continuidad que se espera, podría adjudicarlo el gobernador Rodolfo Suarez antes de terminar su gestión", apuntaron desde Casa de Gobierno.