Megapresa de Malargüe

Sin laudo presidencial sobre Portezuelo del Viento, Suarez no adjudicará la obra

En el Gobierno de Rodolfo Suarez entienden que adjudicar la obra en las actuales condiciones sería poner en riesgo el patrimonio provincial, el dinero de la obra y abriría la puerta a futuras demandas contra Mendoza

La obra de Portezuelo del Viento quedó mucho más cerca de no realizarse luego de que el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, notificara a la Provincia de Mendoza que el mecanismo de laudo presidencial no fue activado. El gobernador Rodolfo Suarez insiste que sí aunque reconoce que si es necesario lo pedirá nuevamente. Mientras tanto, desde el Gobierno entienden que adjudicar la obra en estas circunstancias sería poner en riesgo el patrimonio provincial, el dinero de la obra y abriría la puerta a futuras demandas contra Mendoza.

A las 0 de este viernes vencía el pronto despacho con el que el gobernador Rodolfo Suarez pretendía acelerar el laudo presidencial sobre Portezuelo del Viento. Pero la respuesta de la Nación llegó antes del vencimiento del plazo y acabó desconcertando a todos: no se ha registrado en el Ministerio del Interior o el Consejo de Gobierno de COIRCO ninguna presentación "que dé formal inicio a esa instancia arbitral del Presidente".

En el Gobierno ya vislumbran futuras estrategias jurídicas que aplicaría Mendoza. Sin embargo hay algo que no se discute: Suarez no va a adjudicar la obra sin un laudo favorable del presidente.

"Hay una incertidumbre jurídica que pesa sobre la obra y con eso no se puede adjudicar. Porque hacerlo sería poner en riesgo no sólo a la obra, sino al patrimonio de la provincia. Porque hoy hay un monto que la Nación ya pagó y restan otros pagos -de hecho uno debería hacerse por estas horas-, y al adjudicarla hay que pagarle a las empresas un porcentaje importante de ese monto y eso se pondría en riesgo si después hay que frenar la obra o esta directamente se cae. Además se pondría en riesgo la responsabilidad jurídica del gobernador, que es consciente de esta situación", argumentaron algunos de los abogados que asesoran legalmente a Rodolfo Suarez.

Esas mismas fuentes explicaron a Diario UNO que ese riesgo jurídico podría hacerse realidad si Suarez decidiera adjudicar la presa hidroeléctrica a la UTE Malalhue (conformada por la empresa china Sinohydro y sus socias Ceosa, Impsa y Obras Andinas) que ganó la licitación; si no hay un laudo.

portezuelo del viento.jpg

"Si Suarez adjudicase la obra ahora, las provincias disconformes podrían presentar reclamos judiciales para frenar la obra, e incluso podrían surgir cuestionamientos legales sobre la responsabilidad del gobernador como funcionario público al avanzar sin tener el respaldo legal de un laudo. Imaginemos los daños, si se adjudicara la obra, esta arranca y cuando están con la pala en la tierra, todo se frena por un laudo en contra", remarcaron.

No lo admitieron abiertamente, pero le temen más a los vaivenes de los intereses políticos, que a la insolvencia técnica que La Pampa cuestiona de la megapresa. Aseguraron hasta el hartazgo que el estudio ambiental que pidió la vecina provincia, a lo que se plegaron las otras tres provincias del COIRCO, es solvente y está respaldado por un conjunto de universidades que se abocó a tal tarea.

"Esta definición es más política que técnica, y acá entran a tallar las conveniencias. En ese contexto es probable que la Nación apueste más a las dilaciones que a las definiciones", pronosticaron.

En ese mismo sentido se expresó Rodolfo Suarez en la noche del jueves al recibir el escrito de Eduardo de Pedro: "Una vez más el Gobierno Nacional busca perjudicar a Mendoza al no tomar una postura clara, ahora pretendiendo hacer creer que nuestra provincia no instó al laudo".

"Como siempre hemos dicho, nuestro deber y responsabilidad es defender el interés de los mendocinos", sosteniendo que agotará "todas las instancias sin permitir demoras antojadizas".

Para Suarez, Portezuelo del Viento es prioritario para Mendoza, "pero necesitamos para su adjudicación una definición clara del Presidente de la Nación, para darle seguridad jurídica al proceso".

Así las cosas, el gobernador avisó que reiterará nuevamente el pedido de laudo y la solicitud de viabilidad de la obra, "toda vez que todos los estudios de impacto ambiental están realizados y aprobados".

La historia reciente de Portezuelo del Viento, la obra de los vaivenes

A fines de agosto del 2006, el ex presidente Néstor Kirchner anunciaba el convenio por el cual la Nación le pagaría a Mendoza el perjuicio de no haber contado con la promoción industrial que benefició a otras provincias, "porque es un derecho de Mendoza", remarcó en aquel momento el ex presidente. En ese momento, el Jefe de Gabinete, era el hoy presidente Alberto Fernández.

nestor.jpg
El 25 de mayo de 2003 Néstor Kirchner asumió la presidencia de la Argentina.

El 25 de mayo de 2003 Néstor Kirchner asumió la presidencia de la Argentina.

"Esta obra de la que se habla hace 41 años, implicará incrementar con Portezuelo del Viento un 15% la capacidad instalada en materia hidroeléctrica que tiene la provincia", remarcaba en el 2011 el ex gobernador Celso Jaque, cuando anunciaba que se construiría la obra.

Cinco años más tarde, a fines de diciembre del 2016 el ex gobernador de La Pampa, Carlos Verna, objetaba los estudios ambientales que se habían hecho para la obra, remarcando que no eran vinculantes.

mauricio macri alfredo cornejo.jpg

El 13 de Junio del 2019, el ex gobernador Alfredo Cornejo firmó con el ex presidente Mauricio Macri el acuerdo por el cual la Nación se comprometía a pagar a Mendoza U$S1.023 millones para construir Portezuelo del Viento. En ese convenio, puntualmente en la tercer cláusula, se deja constancia que la provincia podría destinar esos fondos a otras obras hídricas.

El 3 de julio del 2020 Mendoza avanzó con la licitación de la mega presa que quedó en manos de la UTE Malalhue, conformada por la empresa china Sinohydro y sus socias Ceosa, Impsa y Obras Andinas.

Hace poco más de un año y medio, el 26 de junio del 2020 cuando se reunieron los gobernadores del COIRCO, cuatro de ellos insistieron en pedir un nuevo estudio de impacto ambiental, y ante eso Rodolfo Suarez asegura que solicitó el laudo presidencial, que es el único que puede dirimir las diferencias entre las provincias. La Nación indicó este jueves que el proceso formal de arbitraje no fue iniciado por lo que no habrá laudo, al menos por ahora.

En octubre de ese año, el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez presentó en el Ministerio del Interior los antecedentes de "la obra más estudiada del siglo".