Retoma sus actividades

Rodolfo Suarez regresa de sus vacaciones en la Costa tras el escándalo por el caso Munives

El gobernador retomará las actividades oficiales este fin de semana. En el medio del descanso con su familia, debió dar el visto bueno para separar a Roberto Munives como director de la Policía

Por UNO

De hecho, el propio ministro de Seguridad, Raúl Levrino, ofreció este martes una conferencia de prensa en la que explicó los motivos que lo obligaron a pedirle a Munives que dejara su puesto como jefe de las fuerzas, no sin antes resaltar la amistad que los une.

"Frente a lo que puede haber ocurrido en el Aconcagua y a fin de que se lleve a cabo una investigación con total transparencia, he solicitado su renuncia", declaró el funcionario en relación a la pesquisa que involucra a Munives y a su pareja, la abogada Mónica Delsouc, por falsear documentación para ingresar al parque provincial sin el esquema completo de vacunación contra el Covid, algo que negó este miércoles la mujer en declaraciones a los medios.

La Inspección General de Seguridad (IGS), la Oficina de Ética Pública y el Poder Judicial son los tres organismos que avanzan por diferentes frentes para poder esclarecer si existió falsedad ideológica y si se utilizaron recursos del Estado, como el helicóptero del parque Aconcagua, sin la autorización correspondiente o sin que lo ameritara la situación (como una emergencia).

roberto munives.jpg

La agenda oficial de Rodolfo Suarez

Suarez terminará su licencia de dos semanas como estaba previsto y se abocará de lleno a la gestión. Una de las primeras actividades oficiales será la visita del ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, quien tiene prevista su llegada a Mendoza el miércoles 2 de febrero.

Ese día, el director general de Escuelas, José Thomas, presentará los lineamientos pedagógicos para este año marcado por los coletazos de la pandemia teniendo en cuenta que el 7 de febrero los docentes retornan a las aulas.

El reacondicimiento de las escuelas es un tema pendiente ya que hay unos 200 establecimientos cuyos arreglos arrancaron en diciembre y otros tantos que están en la lista de espera. El punto es que el Gobierno quiere que los intendentes destinen el 30% de los fondos que reciben para obras de la Nación para estos fines, algo en lo que no todos están de acuerdo. Incluso desde las comunas gobernadas por el mismo color político.