Escándalo en el Aconcagua

La Inspección de Seguridad abrió un sumario a tres policías por el caso Munives

El director Marcelo Puertas confirmó a Diario UNO que podría haber más implicados en el hecho. Se investiga también el uso indebido de bienes del Estado provincial

Al menos tres efectivos policiales cargarán con un sumario administrativo por el escándalo en el Aconcagua, en el que se investiga si el exdirector de la fuerza Roberto Munives utilizó recursos del Estado para su beneficio personal y mientras ya está confirmada su participación en una comitiva que falseó documentos públicos.

Los oficiales son parte de ese grupo y, según la Inspección General de Seguridad, mintieron acerca de la cantidad de vacunas que tenían aplicadas, porque la declaración jurada que trascendió este lunes dice que que tenían un esquema de inmunización completo, cuando en los registros oficiales, todos figuran con sólo una dosis. Siempre acorde a lo que explican desde la IGS.

“Confirmo que habrá, por lo menos, tres sumariados en torno al hecho”, anticipó a Diario Uno el director del organismo Marcelo Puertas. “Estas personas aparecen en las listas de Salud con vacunación parcial, es decir, tenían una sola colocación, cuando en los datos que mostraron al ingreso dice lo contrario”.

Antes del viernes cuatro de febrero les van a tomar declaraciones. De esta manera se da el segundo avance concreto en la interna de las fuerzas de Seguridad (tras la salida del propio exdirector) y, si continúa el procedimiento, podría llegar incluso a la cesantía de los implicados. Sin embargo, esta instancia abre la posibilidad de que todavía puedan defiendan su inocencia, lo que, a priori, sólo podría ser alcanzado si demuestran que hay un error en los registros del sistema Nomivac o en los datos del Ministerio de Salud.

Investigador. Marcelo Puertas, titular de la IGS, aseguró que en algunas causas la defensa interpone recursos que dilatan la resolución.
Marcelo Puertas, titular de la IGS.

Marcelo Puertas, titular de la IGS.

De hecho, fuentes cercanas a estos efectivos cuentan que, apenas se conocieron los hechos, les consultaron si contaban con las vacunas necesarias y al menos dos de ellos contestaron que sí. De lo contrario, no sólo hubieran ingresado indebidamente durante la expedición de Munives y Delsouc, sino en cada una de las ocasiones en que accedieron al área protegida en esta temporada.

Además de esperar conocer cuál de las dos versiones es la verdadera, queda la incógnita respecto al tercer oficial (del que no se ha revelado respuesta hasta ahora), y también está la certeza de que uno de los participantes en el grupo que acompañó a la pareja, sí contaba con una inmunización completa. Por eso quedaría fuera de la órbita investigativa en torno a las vacunas, pero no necesariamente desligado de otras prácticas incorrectas que aún son analizadas.

Podría haber más implicados

Hay oficiales de la policía que estuvieron en el Parque Provincial Aconcagua en esa fecha y que todavía no se han quitado de encima los ojos de la Justicia. Por estas horas, la investigación avanza con lo que parece ser el punto más álgido de los hechos: si hubo uso indebido de recursos estatales y personal del Ministerio de Seguridad u otras áreas que se prestase para ello.

“Por ahora son estos, pero no implica que no vaya a haber más policías sumariados. Lo más importante que tenemos por delante es saber si efectivamente usaron el helicóptero, que todavía no lo tenemos confirmado fehacientemente y, de ser así, quién fue el que dio la orden para que esto pasara”, siguió Puertas.

El periodista Facundo García contó en Diario UNO este miércoles que el aparato se empleó el lunes 17 de enero (doce días después del ingreso de Munives y Delsouc al área protegida) para bajar desde Plaza de Mulas a Horcones. Otra de las líneas que siguen en la IGS intenta obtener pruebas de esto y, a partir de allí, confirmar si dieron aviso para ese uso y quiénes estuvieron al otro lado de esa comunicación. Esas personas también podrían ser sumariadas en las próximas horas.