Munives cumplía ese rol desde diciembre del 2015, cuando lo designó el exgobernador Alfredo Cornejo. Luego Rodolfo Suarez lo confirmó en el puesto. A lo largo de su desempeño hubo varios momentos en los que se lo criticó fuertemente, en especial por algunos incidentes que protagonizó uno de sus hijos y, esta semana, por los datos presuntamente apócrifos que habría presentado su novia, Mónica Delsouc, para subir el cerro Aconcagua.

Según se supo, Delsouc afirmó tener el esquema completo de vacunación pero en los registros oficiales no aparece que haya recibido ninguna dosis.

El escándalo fue in crescendo hasta que la novedad de la renuncia llegó a los medios al promediar la tarde. De esta forma concluye un ciclo de más de 6 años en los que Munives puso su impronta en la Policía provincial.

Munives y los escándalos

En realidad, no faltó quien se sorprendiera ante la capacidad del ahora exjefe de la fuerza para sostenerse ante las crisis. No solamente por algunas de sus intervenciones públicas, sino porque periódicamente su entorno le traía inconvenientes.

En 2016, Rodrigo, su hijo que también es policía, generó indignación al salir a cabalgar con amigos utilizando -según sus acusadores- equinos de la División Montada. En 2021, el mismo hijo apareció en un vivo de Instagram convocando a una fiesta clandestina junto al auxiliar Ariel Rodríguez, entre música electrónica y arengas. "San Martín y Urquiza. Ahí nos juntamos a las 2 de la mañana. Todos invitados. ¡Olvidate!", se lo escuchaba decir en el video.

Ambos episodios derivaron en acciones por parte de la Inspección General de Seguridad, el ente que controla la disciplina entre los uniformados.

Y desde una perspectiva estrictamente individual, Munives también supo ganarse algunas inquinas. Muchos recuerdan su intervención en Plaza Chile, allá por 2019, cuando se lo vio a las trompadas con los manifestantes, en medio de un procedimiento fuera de proporciones que terminó con varios periodistas gaseados.

https://twitter.com/radionihuil/status/1186439299014778881

También quedó grabada su intervención tras la muerte de Florencia Romano. Una de las claves del caso fue un llamado al 911 en el que la operadora decidió no enviar ayuda a la persona que estaba hablando de un caso de "violencia de género". Como consecuencia, la niña fue asesinada. Lejos de sopesar ese error institucional, Munives decidió poner el foco sobre "los peligros de las redes sociales" durante su conferencia de prensa el día en que se halló el cuerpo de Florencia.

El 2021 también empezó con escándalos. La muerte de tres turistas venezolanos que se intoxicaron con monóxido de carbono y habían pedido auxilio -otra vez de modo infructuoso- al 911 volvió a traer su nombre al primer plano. Y este martes finalmente llegó el affaire del Aconcagua, que parece haber sido la gota que rebalsó el vaso.

Escalada de problemas

Como contó en Diario UNO el periodista Julián Imazio, la Auditoría de Ética Pública de Mendoza comenzó una investigación de oficio en torno a Munives para determinar si utilizó indebidamente recursos del Estado y si tuvo injerencia en el ingreso de su pareja Mónica Delsouc al Parque Provincial Aconcagua, sin cumplir con el requisito de tener esquema completo de vacunación contra el Covid-19.

Las circunstancias en las que Delsouc subió al cerro son cuanto menos confusas: dijo que tenía el esquema de vacunación completo pero en los registros oficiales no consta que haya recibido ninguna dosis. Una absoluta irregularidad en medio de una temporada que se caracteriza por las restricciones sanitarias que deben cumplir todas las expediciones.

Por tanto, Gabriel Balsells-Miró, el titular de la Auditoría, facultó a los abogados de la división de Actividad Administrativa para que requieran informes preliminares acerca de lo que ocurrió entre el 5 y 15 de enero con el grupo que acompañó al comisario y a su pareja al Aconcagua.

Por su parte, la Inspección General de Seguridad estudia pedir informes. Aunque no trascendió cuáles son los otros espacios sobre los que avanzará la búsqueda, es muy probable que consulten en la Secretaría de Ambiente, ya que tiene a su cargo muchos de los controles en el área protegida) y, lógicamente, en el Ministerio de Seguridad.