La ola de robos de cosechas de ajo parece no tener fronteras y su incidencia hizo que el tema preocupe a varios intendentes. A los reiterados y violentos ataques de esta semana en fincas de Lavalle se sumaron otros tantos ocurridos también en la zona rural de Maipú y eso disparó un operativo que este jueves concretaron personal de esa comuna, de la Dirección de Fiscalización y Control de la provincia y la Policía Rural.

Así se dio con 5 establecimientos que no están registrados, a los que se les emplazó a regularizar la situación en 10 días o se procederá al decomiso de la mercadería que se encontró en sus instalaciones.

Te puede interesar...

El robo de las cosechas de ajo se ha vuelto una constante en las últimas semanas. El aumento del precio de esa hortaliza en el mercado local y en el exterior, la han convertido en un tentador negocio para los delincuentes que atacan en banda a las propiedades y salen de ellas con cargas, que en muchos casos superan los $50.000.

cosecha-de-ajos.jpg
Por el aumento del robo de cosechas de ajo, el intendente de Lavalle, Roberto Righi decidió blindar su comuna y apostará cámaras de seguridad en todos los ingresos.

Por el aumento del robo de cosechas de ajo, el intendente de Lavalle, Roberto Righi decidió blindar su comuna y apostará cámaras de seguridad en todos los ingresos.

"En Rodeo del Medio hemos tenido recientemente dos denuncias de robos muy grandes. En uno de ellos actuó una banda que huyó con un camión repleto con la cosecha de ajo, afortunadamente y gracias al trabajo de inteligencia se logró dar con la carga, que fue abandonada en una calle publica", admiten desde Maipú en donde los reiterados robos forzaron a que se implementaran estos operativos de control, similares a los que se aplicaron hace 4 años por el robo de aceitunas.

Si bien la situación se origina como un hecho de inseguridad, tiene repercusión directa en las economías regionales, ya que esas cosechas que se roban no sólo perjudican al dueño de la propiedad atacada, sino que ingresan luego a un mercado negro que más tarde buscará retroalimentarse y generará más demanda por los bajos precios a los que se ofrece.

Esto es lo que advierten en las comunas afectadas y por eso en Maipú pretenden apuntar a los lugares en donde se produce el acopio del ajo y también al traslado.

"Con la aceituna aplicamos el decomiso de la mercadería e intimamos a que si en 72 horas no se presentaba la documentación, esa mercadería se desnaturaliza para que no ingrese en el mercado. Eso mismo vamos a implementar con el ajo, y también controlaremos el traslado en la vía pública, a los vehículos se les exigirá la guía, que es el Registro del Uso de la Tierra (RUT) y si no lo tienen ese traslado se considerará ilegal", confirmaron desde el área de Fiscalización y Control de Maipú.