Diario Uno > Política > clases presenciales

Qué opciones analiza la DGE para la vuelta de las clases presenciales

A un día del inicio del ciclo lectivo para los alumnos que tuvieron problemas de conectividad en el 2020, el titular de la DGE, José Thomas baraja opciones para la vuelta de las clases presenciales

Este miércoles 10 será un día clave para las escuelas mendocinas. En lo formal será el inicio del ciclo lectivo 2021 para esos alumnos que en medio de la pandemia tuvieron problemas de conectividad, a los que se definen como de "trayectorias débiles" y son unos 22.000 chicos; y en lo concreto será la primer prueba que deberán sortear directivos, docentes y estudiantes en la vuelta de las clases presenciales que estuvieron vetadas el año pasado por el Covid 19.

También será un ensayo clave para las autoridades de la Dirección General de Escuelas que analiza algunas variables para el regreso total a las aulas el 1 de marzo. Si bien ya el titular de la DGE, José Thomas resalta una y otra vez que será el director de cada colegio quien definirá cómo se retoman las clases presenciales en su escuela, hay pautas generales que podrían aplicarse en varios colegios.

Te puede interesar...

"La presencialidad va a depender del tamaño del aula para respetar el distanciamiento de un metro y medio entre los chicos. De ahí en más cada directivo va a armar las opciones que sean mejor para su comunidad. Las opciones van a ser días alternados, tres días presenciales y dos no, o una semana presencial y otra no. En términos generales uno piensa que una semana sí y una no, puede ser lo más cómodo", remarcó Thomas en el programa Al rojo vivo de Floyd tv on line.

El funcionario escolar, que este lunes se reunió con intendentes y gremios docentes, planteó que existen escuelas en Mendoza que pueden tener hasta 20 alumnos por aula y que en esos casos, si la estructura edilicia y el tamaño de las aulas lo permite, la presencialidad puede ser "absoluta" y remarcó que no todos los alumnos deberán alternar las clases presenciales y las virtuales. "Vale aclarar que los directivos van a poder utilizar distintos salones, como un zoom de la escuela, patios techados o algún lugar municipal cercano a la escuela y por ahí para los cursos más chicos, que necesitan más presencialidad como es el primer grado, puedan utilizar mayor espacio y tener más chicos en la presencialidad".

Esas recomendaciones podrían tener más definiciones a partir del próximo viernes cuando todos los ministros provinciales se reúnan en el Consejo Federal de Educación y surja de allí las posturas con mayores consensos y se firmen las resoluciones.

"La idea es que el docente no se sobrecargue, sino que en el momento de presencialidad que tenga con el alumno le dé todo el material necesario para que en la virtualidad o en su casa, virtualidad si tiene la posibilidad y si no será de forma escrita, pueda trabajar de manera autónoma. Eso es lo que se va a buscar en términos generales.

"Habrá un fondo específico para mejorar la conectividad"

Uno de los mayores dilemas que debieron sortear docentes y alumnos en el pandémico año 2020 fue el de la conectividad. Los maestros debieron asegurarse por sus medios la conectividad en sus viviendas para dictar las clases virtuales y muchos alumnos tuvieron problemas para participar porque ni siquiera contaban con celulares o computadoras para ingresar esas aulas virtuales.

Por eso, el tema de la conectividad de las escuelas, es hoy una de las mayores preocupaciones que le trasladaron docentes y directivos al titular de la DGE.

"Va a haber un fondo específico de conectivdad a partir del 1 de marzo a disposición de las directoras, ya sea para mejorar la internet del colegio como para ayudar en la conectividad de los chicos, cada una podrá decidir cómo utilizarlo", aseguró Thomas.

Continuarán los bolsones de mercadería y no habrá comedores

Tal y como se hizo en el 2020 cuando no funcionaron los comedores escolares, al menos para los próximos meses la DGE decidió seguir dando los bolsones de mercadería a las familias más vulnerables de la comunidad escolar.

"Vamos a continuar con los bolsones de comida y no con la comida en la escuela por una cuestión de Covid, porque si en algún momento hay que abrir o cerrar la escuela, esto nos permite tener una continuidad más operativa. También habrá merienda a partir del 1 de marzo, es decir van a coexistir estos dos sistemas: se darán los bolsones y vuelven las meriendas", anunció Thomas.