Diario Uno Política Mendoza Construye
Créditos hipotecarios

Preocupante: la morosidad en el IPV alcanza el 45%

La titular del IPV, María Marta Ontanilla, contó cómo espera bajar la morosidad del IPV y dio a conocer detalles sobre el Mendoza Construye

Por UNO

El Instituto Provincial de Vivienda cuenta con una morosidad del 45%. Es decir, casi el 50% de los mendocinos que tiene o se encuentra pagando una casa del IPV, está atrasado en sus cuotas.

Según explicó la titular del IPV, María Marta Ontanilla, "el nivel de morosidad en el IPV es algo histórico y que cuesta mucho recuperar".

Seguir leyendo

Ontanilla relató que con el paso de cuotas UVA a coeficiente de variación salarial esperan reducir la morosidad de acá a fin de año.

"Confiamos en que eso va a reducir la morosidad", relató Ontanilla a Radio Nihuil.

Mendoza Construye

La funcionaria del IPV también se refirió al Mendoza Construye II y dio algunas precisiones sobre el plan de viviendas para mendocinos.

En ese sentido, explicó que son solamente 180 viviendas distribuidas en el Gran Mendoza.

Para acceder a ellas, los mendocinos deben anotarse en el IPV y no tener propiedades a su nombre y contar con un ahorro inicial del 25% del valor de la vivienda a la que aspira.

"Las viviendas ya están listas para ser entregadas. Son 180 casas", adujo Ontanilla.

La funcionaria provincial también explicó que en esta oportunidad no se están pidiendo ingresos mínimos sino que se verá de acuerdo a las posibilidades de cada familia. Para ello, en el sitio del IPV se ha dispuesto un simulador de cuotas de acuerdo al valor de cada vivienda, lo que está determinado por las características de esta y el lugar en el que está ubicada.

No obstante, sí hay un problema para muchos mendocinos, y es que esta convocatoria solamente podrá satisfacer a 180 familias.

En ese caso, Ontanilla señaló que la adjudicación no será por sorteo sino por orden de llegada o de inscripción, por lo que las primeras 180 familias inscriptas que cumplan con las condiciones serán las que tengan la posibilidad de un techo propio.