El referente del Frente Renovador, Sergio Massa, que se autodefinió como candidato a presidente, asumió en su visita al Grupo América Cuyo que irá a unas internas con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, pero descartó alianzas con Cristina Kirchner y atribuyó esa mera posibilidad a especulaciones periodísticas.

"Nosotros elegimos un camino, que es la construcción de una alternativa con 11 gobernadores y 600 intendentes, a los que convocamos a la construcción de una nueva mayoría, yo no sé qué van a hacer los demás. Nosotros convocamos a sectores de la industria y por eso vamos a reunirnos con la gente de la Unión Industrial de Mendoza", dijo Massa en respuesta a si iría en una fórmula con Cristina Kirchner o no. 

En el programa Primeras Voces de radio Nihuil, Massa negó que esté pensando en una alianza con el kirchnerismo para alcanzar el fin de ganarle la pulseada a Mauricio Macri en las elecciones nacionales, y aseguró que no caerá en la discusión polarizada actual de ser parte del pasado o del fracaso, "yo no creo que la discusión sea pasado o fracaso. Yo quiero ser el presidente que cierre la grieta. Tenemos que superar esa etapa".

Apoyó el freno a la reelección de intendentes

"Es un acierto que no haya reelección indefinida de los intendentes en Mendoza, yo lo impulsé en Buenos Aires. Eso les viene bien (a los jefes comunales del peronismo) para construir el recambio, alternancia para buscar nuevos horizontes", resaltó Sergio Massa en referencia a la decisión de Cornejo de frenar las reelecciones comunales. "Es un acierto que no haya reelección indefinida de los intendentes en Mendoza, yo lo impulsé en Buenos Aires. Eso les viene bien (a los jefes comunales del peronismo) para construir el recambio, alternancia para buscar nuevos horizontes", resaltó Sergio Massa en referencia a la decisión de Cornejo de frenar las reelecciones comunales.

Igualmente, sin dar nombres, y en claro tono conciliador con los caciques del PJ que rechazan ese límite para volver a pelear por comandar sus departamentos, el ex intendente de Tigre, los envalentonó: "yo creo que hay dirigentes que son intendentes que son sumamente valiosos, que pueden ocupar otros lugares de relevancia en la política provincial y nacional. A mí me costó mucho, yo fui intendente 8 años, y en el 2013 teníamos la difícil decisión de si le poníamos un límite a la reelección de Cristina, yo abandoné la zona de confort y lo hice".