Mejoras en alta montaña

La transformación del Puente del Inca incluye nuevos locales, un polo gastronómico y casas temáticas

El diseño estratégico de alta montaña se licitará a fin de mes con un presupuesto de unos $1.000 millones. Se relocalizará a 27 familias y también se concesionará la vieja hostería. Las obras estarían listas para 2024

El Plan Estratégico de Alta Montaña ya está en marcha. A las mejoras en el perilago de Potrerillos y en Uspallata, se le sumará una inversión de unos $1.000 millones para la refuncionalización de la Villa del Puente del Inca que se licitará a fines de este mes con un tiempo estimado de obra de 18 meses.

Infraestructura Puente del Inca 1.jpg
Así está hoy el Puente del Inca, sin cartelería acorde ni servicios de categoría para el turismo en Mendoza.

Así está hoy el Puente del Inca, sin cartelería acorde ni servicios de categoría para el turismo en Mendoza.

Es por ello que en los últimos años se diseñó este plan, ambicioso por donde se lo mire, que tiene como objetivo principal el fortalecimiento del destino Mendoza, protegiendo y revalorizando su patrimonio pero también apoyando a las comunidades locales.

Para poner primera en este camino, el Ministerio de Infraestructura y Obras Públicas de la Provincia ya mantuvo charlas con los habitantes y comerciantes de la zona que deberán ser relocalizados.

Puente del Inca.jpg
Uno de los encuentros que desde el ministerio de Infraestructura y Obras Pública se mantuvieron con los habitantes y comerciantes del lugar para informarlos sobre el proyecto.

Uno de los encuentros que desde el ministerio de Infraestructura y Obras Pública se mantuvieron con los habitantes y comerciantes del lugar para informarlos sobre el proyecto.

Actuar, ahora

El Gobierno vio en la alta montaña la necesidad de solucionar problemas ambientales y sociales derivados de la complejidad geográfica y de la falta de planificación e inversión en infraestructura durante décadas.

"Hay mucha necesidad de hacer los cambios. Hoy tenemos mucha demanda turística pero no hay oferta suficiente para satisfacerla", reconoció a Diario UNO el ministro de Infraestructura y Obras Públicas, Mario Isgro.

Esas dificultades, creen desde el Gobierno, se desencadenaron por la compleja situación interjurisdiccional de la zona, particularmente del Puente del Inca, que forma parte del Patrimonio Mundial de Unesco.

Puente del Inca.jpg
¿Llega el esperado cambio en la Villa del Puente del Inca? Al menos eso proyecta el Gobierno.

¿Llega el esperado cambio en la Villa del Puente del Inca? Al menos eso proyecta el Gobierno.

"Si no actuamos ahora corremos riesgo de que se pierdan los atributos ambientales de este patrimonio de la humanidad", concluyeron en el diagrama del proyecto, además de que, con ello, vendría de la mano la reducción del progreso social y económico.

Fue entonces que, dentro de este Plan Estratégico de Alta Montaña, se encaró el Diseño Integral de Villas de Alta Montaña, que tiene como primera etapa la refuncionalización de Puente del Inca.

puente del inca turismo 4.jpg
Vista aérea del proyecto de diseño de la villa de montaña Puente del Inca que se espera desarrollar en 18 meses.

Vista aérea del proyecto de diseño de la villa de montaña Puente del Inca que se espera desarrollar en 18 meses.

Para realizarlo se tuvieron en cuenta, no solo el plan de Ordenamiento Territorial provincial sino también los municipales de Las Heras y Luján de Cuyo, los proyectos del Emetur y los estudios del Ianigla Conicet y del Servicio Geológico Minero Argentino.

La primera etapa de cambios en Puente del Inca

El proyecto que incluye las mejoras en el Puente del Inca está dividido en tres etapas pero la licitación se lanzará por el todo con un plazo de obra de 18 meses. "Es un plan de desarrollo urbanístico", explicó Isgro. "Se ordena la zona habitacional, la comercial, el sector gastronómico, se instalan baños públicos, senderos, una pasarela, todo cuidado para preservar el patrimonio", agregó entusiasmado con el proyecto.

En la llamada primera etapa se construirán nuevos locales comerciales, todos siguiendo un diseño de villa de montaña ordenado y ameno a la vista, acompañando el paisaje mendocino.

Además, encontraremos un nuevo acceso vial que confronte con el actual que no brinda condiciones de seguridad ni para vehículos ni para peatones.

puente del inca turismo 1.jpg
Primera etapa del proyecto de refuncionalización de la Villa de montaña Puente del Inca.

Primera etapa del proyecto de refuncionalización de la Villa de montaña Puente del Inca.

Para acompañar ese cambio también habrá una playa de estacionamiento adecuada y espacios públicos y un mirador para que los turistas puedan transitar a pie.

Teniendo en cuenta que la jurisdicción del corredor bioceánico es nacional, desde el Ministerio de Obras Públicas adelantaron que ya se vienen trabajando estas modificaciones con Vialidad.

puente del inca turismo 5.jpg

La segunda y tercera etapa incluyen un restorán de élite, un puente nuevo y viviendas

En la segunda etapa del proyecto está prevista la construcción de un polo gastronómico.

La intención es que este nuevo edificio albergue ofertas de primera clase, gourmet, destinadas a ese público de élite que quizás hoy no encuentra en la alta montaña lo que sí encuentra en el enoturismo.

puente del inca turismo 2.jpg
En la segunda etapa se levantará un polo gastronómico en el Puente del Inca.

En la segunda etapa se levantará un polo gastronómico en el Puente del Inca.

Esta parte del diseño viene a responder una de las críticas más escuchadas por parte de los empresarios del turismo mendocino.

"Hoy, a un turista de lujo no lo llevás a la alta montaña porque es llevarlo a sufrir", aportaba en pleno receso invernal en diálogo con Diario UNO el empresario Sergio Sánchez, ex presidente de Amavyt (Asociación Mendocina de Agencias de Viajes y Turismo).

Para ese turista, que se encontraría con las mejoras viales y urbanas de la primera etapa, estará destinado este nuevo polo.

Y en la llamada tercera etapa de mejoras, los cambios tienen que ver con la provisión del sistema eléctrico, hídrico y con el tratamiento de efluentes. Son obras más "duras" pero igualmente necesarias para la protección ambiental de la zona.

También, en esta fase, está prevista la construcción de casas temáticas para el turismo y viviendas del IPV para los habitantes de la zona.

puente del inca turismo 3.jpg
En la tercera, se proyectan casas temáticas y viviendas del IPV.

En la tercera, se proyectan casas temáticas y viviendas del IPV.

En el proyecto integral de la villa de montaña las primeras son identificadas con diferentes nombres como "Casa del Ingeniero", "del Caminante", "de la Libertad", "de la Naturaleza" o "de Los Andes". Estos módulos son los viejos edificios ferroviarios que serán remodelados y albergarán puestos gastronómicos.

Las viviendas del IPV, en tanto, serán para 27 familias que hoy están viviendo en la zona. "El ministerio encaró una labor social muy importante antes en estos meses. Se habló mucho con los vecinos, se les consultó acerca de las necesidades, y luego les contamos el proyecto final", explicó Isgro.

La construcción de sus nuevas viviendas sustentables se encarará junto al resto del plan de alta montaña por lo que estas familias permanecerán en sus actuales lugares de residencia hasta que estén listas las casas del Instituto Provincial de la Vivienda previstas para ellas.

50 camas en el Puente del Inca

Otra parte esencial de la refuncionalización de la zona es la concesión de la Hostería de la Villa de Puente del Inca, lo que se prevé que sumará 50 camas a la oferta turística de la alta montaña mendocina.

Qué es y dónde queda Puente del Inca

El Puente del Inca es un monumento natural que se encuentra sobre el río Cuevas, a 2.730 metros de altura, a 193 kilómetros de la Ciudad de Mendoza. La villa en la que se sitúa lleva el mismo nombre.

Puente del Inca forma parte del llamado Camino del Inca o Qhapac Ñan y es por ello que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

yeso puente del inca mineria.jpg
Puente del Inca, un capricho de la naturaleza que se volvió un ícono de Mendoza.

Puente del Inca, un capricho de la naturaleza que se volvió un ícono de Mendoza.

Es un puente natural de origen biomineral que tiene características únicas y se ha transformado en un ícono de Mendoza. Está constituido por una capa de sedimentos coluviales cementada por sales por depósitos, principalmente travertínicos. Esas sales son las que están presente en las aguas termales que allí emanan.

Sobre el origen del puente hay varias teorías. La más aceptada señala que se formó durante el período posglacial. Su estudio ha sido encarado por naturalistas y geólogos reconocidos en el mundo. De hecho, Charles Darwin publicó las primeras apreciaciones en 1846, después de que cruzara la cordillera de Chile hacia Mendoza.

De las diferentes hipótesis que se plantearon, la que más asidero tiene es la de Víctor Ramos, quien en 1993 esbozó una idea más simple: "El Puente del Inca se habría iniciado a partir de un antiguo puente de hielo (durante el período postglacial) relicto de los importantes aludes de nieve en el área. Posteriores avalanchas de material rocoso, procedentes de la ladera norte del valle, habrían aportado las rocas que tapizaron el puente. Sin embargo, a diferencia de los puentes de hielo actuales, las sales minerales contenidas en las aguas termales cementaron los rodados que componen su estructura, hecho que favoreció la perdurabilidad de esta curiosa formación después de la fusión del hielo", explican especialistas en un trabajo elaborado por Sitios de Interés Geológico de la República Argentina.

►TE PUEDE INTERESAR: El día que un alud arrasó con Las Cuevas y Puente del Inca