Los 7 jueces de la Suprema Corte de Justicia resolverán el planteo de Oikos contra el decreto provincial 248 que fija la realización del estudio de impacto ambiental para la práctica del fracking en la actividad petrolera.

Tras la audiencia inicial, que se hará en fecha a determinar, el presidente del máximo tribunal, Dalmiro Garay, llamará a audiencia pública para que todos los sectores fijen postura.

El recurso de la red ambientalista Oikos contra el decreto 248 firmado por Alfredo Cornejo ingresó a la Corte en 2018 con formato de acción de inconstitucionalidad. Por entonces, Jorge Nanclares advirtió acerca de la necesidad de llamar a una audiencia pública y escuchar a todas las voces involucradas.

Te puede interesar: Bonarrico a sus fieles: "El pueblo cristiano al Gobierno le importa tres pepinos"

alfredo cornejo.jpg
El decreto sobre el fracking fue firmado por Alfredo Cornejo en 2018.

El decreto sobre el fracking fue firmado por Alfredo Cornejo en 2018.

El decreto cuestionado

Embed

Cornejo firmó el decreto 248 en marzo de 2018 y lo fundamentó durante el mensaje del 1 de Mayo a la Asamblea Legislativa.

"Con este decreto se busca complementar el control ambiental serio, científico, con el desarrollo que aporta la actividad petrolera. Este Gobierno propone y está convencido que la gran mayoría de los mendocinos quiere esa armonía, del desarrollo con el cuidado estricto del medio ambiente" "Con este decreto se busca complementar el control ambiental serio, científico, con el desarrollo que aporta la actividad petrolera. Este Gobierno propone y está convencido que la gran mayoría de los mendocinos quiere esa armonía, del desarrollo con el cuidado estricto del medio ambiente"

Agregó que para arribar a ese texto se trabajó junto con especialistas y referentes sociales.

Poco después, la red ambientalista Oikos, acudió a la Justicia presentando una acción de inconstitucionalidad bajo el argumento de que el decreto 348 "es violatorio de derechos ambientales y fue redactado a medida de las empresas petroleras".

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales, que participó del proceso judicial en calidad de Amicus Curiae (Amigos del Tribunal) también fijó postura acerca de la pieza administrativa.

"Deja afuera los impactos y aspectos más relevantes de la actividad, como la gestión de residuos peligrosos, la inducción de sismicidad, las emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases peligrosos para la salud, o la generación de radioactividad, lo que hace prácticamente nula la efectividad de la principal herramienta de protección del ambiente frente al fracking en Mendoza" "Deja afuera los impactos y aspectos más relevantes de la actividad, como la gestión de residuos peligrosos, la inducción de sismicidad, las emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases peligrosos para la salud, o la generación de radioactividad, lo que hace prácticamente nula la efectividad de la principal herramienta de protección del ambiente frente al fracking en Mendoza"