Análisis y opinión

La lengua de las suegras y la del argentino Bergoglio

Mientras el mundo gira en torno a la guerra desatada por Putin, el papa Francisco nos sorprendió con esa mini encíclica sobre suegras y nueras

No hay con qué darle a este Papa. Hace unos días nos sorprendió con esa mini encíclica hogareña a través de la cual nos bajó línea sobre lo que deben hacer las suegras y nueras y de cómo deben manejar sus lenguas viperinas.

Francisco ha pontificado que “la lengua es uno de los peores pecados” de las suegras, pero de inmediato aclaró que no hay que olvidar que éstas "han dado la maternidad al cónyuge". Por tanto, ante ese defecto las más jóvenes deben tratar de corregirlo para fortalecer el vínculo familiar"

Es el mismo Papa Francisco que, créase o no, nunca se refirió de manera frontal y directa sobre los abusos de curas a niños sordos en el Instituto Próvolo, de Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina.

Al mismo tiempo en que Bergoglio se permitía discurrir sobre cómo deberían actuar las suegras, en la Curia Católica de la Ciudad de Buenos Aires salían a la luz una serie de negocios non sanctos con edificios y alquileres que pertenecen al Arzobispado porteño, en el que estarían involucrados altos prelados.

El conductor de esa entidad religiosa es el cardenal primado y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien suplantó a Bergolgio cuando éste fue ungido Papa. Puede que hayan suegras que sean jodidas, pero no es común que se anden metiendo en líos y tramoyas financieras con los bienes que deben custodiar.

papa francisco próvolo.jpg
El papa Francisco nunca tuvo una actitud del todo clara sobre los abusos de curas en el Próvolo.

El papa Francisco nunca tuvo una actitud del todo clara sobre los abusos de curas en el Próvolo.

La Hebe

El papa Francisco también ha sido noticia por estos días a raíz de la carta conceptuosa que le mandó a Hebe de Bonafini al cumplir 45 años al frente de Madres de Plaza de Mayo. Para la mayoría de los argentinos, hay dos Hebe de Bonafini.

Una, la que actuó durante la última dictadura militar, y que hizo conocer al mundo el drama de los desaparecidos. Aquella Hebe, fue una luchadora cívica, que estaba por encima de los intereses partidarios y que se movía a base de objetivos éticos.

La otra Hebe es la que se alió con el kirchnerismo y embretó a esa organización respetada, convirtiéndola en una facción partidaria al servicio de Néstor y Cristina.

Es poco lo que se conoce de Bergoglio en relación a una y otra Hebe. Sin embargo es sabido que nada ha dicho en los últimos años para llamar a la reflexión a Bonafini por su lengua y los continuos desplantes y exabruptos que vive lanzando contra instituciones de la República.

Por ejemplo, todas las veces que Bonafini llamó a asaltar la sede del Poder Judicial para sacar a patadas a los jueces que investigan a Cristina. Jueces que, asimismo, ya se deberían haber expedido sobre las denuncias de mal manejo de los generosos dineros públicos que Bonafini recibió para el proyecto inmobiliario Sueños Compartidos, de las Madres, que ha quedado en una nebulosa.

¿Qué dictaduras?

Mucho consejo paternal del Papa a las nueras que miran feo a sus suegras y, al mismo tiempo, desprecio por los cubanos en el exilio que suelen llegar a la plaza San Marcos en el Vaticano para peticionar por el fin de la dictadura en Cuba.

El año pasado cuando se registraron manifestaciones pacíficas en las principales ciudades cubanas pidiendo libertades cívicas y la posibilidad de elegir autoridades en elecciones libres, el papa Francisco no se refirió claramente al hecho ni le dio la importancia que tenía.

Las entretenidas alusiones papales al comportamiento de suegras y nueras lo ha mostrado tan ocupado al pontífice que a veces pareciera que pasa por alto el seguimiento ético que se espera de él sobre la guerra desatada por Vladimir Putin contra Ucrania.

En los últimos días, al analizar las probables causas de esta guerra, el papa argentino habló de "la posibilidad de que los ladridos de la OTAN en las puertas de Rusia" hayan inducido a Putin al conflicto. "No sé -añadió- si ese enojo fue provocado, pero sí que quizás lo haya facilitado".

Eso sí: fue muy crítico de Kiril, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y aliado espiritual de Putin, al que le recordó que "el Patriarca no puede transformarse en el monaguillo de Putin". Un comentario bien de suegra.

TE PUEDE INTERESAR: Un poco de encanto oral no se le debería negar a nadie: ¿no cree Suarez?

Temas relacionados: