La inauguración del nuevo Polo Judicial Penal de Mendoza estuvo signada por una fuerte presencia política del oficialismo mendocino, especialmente del ala radical. ¿Del peronismo? Nadie. Más allá de los protocolos, el acto permitió este martes un desfile de funcionarios y candidatos al Congreso nacional y de autoridades provinciales.

Por el contrario, la magistratura, representada por jueces, fiscales, funcionarios y ministros de la Suprema Corte de Justicia, el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa, desempeñó un papel discreto casi al borde de pasar desapercibidos.

Bajo el sol radiante, la concurrencia escuchó tres discursos: José Valerio, ministro coordinador del fuero Penal, Dalmiro Garay, presidente de la Corte, y el gobernador Rodolfo Suarez.

"Las reformas judiciales y este edificio son un claro mensaje a la sociedad de que en Mendoza no da lo mismo estar del lado de la ley que del lado del delito"

"Esto es parte de un nuevo modelo de gestión""Las reformas judiciales y este edificio son un claro mensaje a la sociedad de que en Mendoza no da lo mismo estar del lado de la ley que del lado del delit

Todos coincidieron en destacar dos aspectos: que el Polo Judicial es la cara visible de una serie de reformas judiciales aplicadas en Mendoza durante los últimos cinco años años y que esos cambios han surtido efecto dentro y fuera del sistema judicial: permitieron bajar la cantidad de procesados que esperan un juicio y los índices delictivos.

En la primera fila del acto fueron estratégicamente ubicados Mariana Juri, ministra de Cultura y candidata al Senado, Julio Cobos, aspirante a Diputados y Alfredo Cornejo, postulante al Senado.

A diferencia de otras oportunidades, este martes la Suprema Corte de Justicia salió al ruedo sin todos sus integrantes. Los ausentes fueron los peronistas Omar Palermo y Mario Adaro. Oficialmente se informó que Palermo está radicado en Alemania hace dos semanas y que seguirá allá hasta fin de año capacitándose en la beca posdoctoral de la Fundación Alexander Von Humboldt. Lo de Adaro es más cercano: la reunión de la Junta Federal de Cortes en Ushuaia.

Los que sí estuvieron: Julio Gómez, único supremo peronista presente, y los radicales Pedro Llorente, Dalmiro Garay, Teresa Day y José Valerio, que lució uno de sus típicos sombreros que le valieron el mote de "sheriff".

Corte POLO.jpeg
Los supremos Llorente, Gómez, Valerio, Day y Garay.

Los supremos Llorente, Gómez, Valerio, Day y Garay.

Cornejo se perdió de salir en la foto de descubrimiento de una placa recordatoria por conversar largamente con periodistas en el acceso al Polo Judicial. Asombró que manejara tantos datos finos acerca del funcionamiento de la Justicia, del rendimiento de los tribunales, de los problemas que tiene la Justicia de Familia y de la cantidad de causas resueltas así como de los planes futuros: potenciar el fuero Civil, entre otros.

Cuando Cornejo se refirió a la decisión política que debió primar para ejecutar ciertas reformas judiciales en tan pocos años y especialmente durante su gestión de gobernador, recordó una nota de Diario UNO acerca de una decena de cambios pendientes durante años en la Justicia y explicó qué resortes políticos y jurídicos debieron activarse para concretar aquellos anhelos.

La hora del ahorro

Poco más de $1.205 millones invirtió Mendoza en la edificación de la sede del fuero Penal. Valerio celebró que tamaña inversión haya sido costeada con dinero de los impuestos que pagan los ciudadanos. La sede del Ministerio Público, ubicada al norte del Polo, estará terminada el año próximo. El Ministerio Público de la Defensa deberá esperar para tener sede propia.

Por la apertura del Polo Judicial, la Corte decidió desocupar al menos seis edificios del Gran Mendoza y que las dependencias pasen a funcionar en los tribunales. Entre otras, las Cámaras de Apelaciones en lo Civil y el Jury de Enjuiciamiento que están en la calle Morón, los tribunales tributarios que están en calle Colón entre España y 9 de Julio de Ciudad y las oficinas del CAI (Cuerpo Auxiliar Interdisciplinario) en calle San Lorenzo entre España y Patricias Mendocinas.

Valerio recordó públicamente a dos personas que compartieron la vocación de justicia: Adolfo Moreno y Marcos Derpich. Ambos fueron asesinados. El primero era abogado y docente y fue ultimado en 2012 en su casa de Dorrego por asaltantes. El otro, que se desempeñaba como Defensor Público, fue ultimado en 2013 y el caso quedó impune.

Ya durante la segunda quincena de octubre el Polo Judicial Penal funcionará a pleno. Para fin de ese mes, se estima, se estrenarán las salas de juicio por jurado popular con el juicio al israelí Gil Pereg, preso por los crímenes de la madre y la tía en 2019.

Hubo recorridas por todas las instalaciones en la planta baja y los pisos superiores. Por razones de salubridad se hizo en grupos de a 20 personas. Dalmiro Garay, cual anfitrión, fue el guía encargado de describir cada uno de los espacios físicos y utilidades.

El juez de la Corte Pedro Llorente fue uno de los primeros en retirarse. Un ratito después hizo lo propio Juan Carlos Jaliff. Omar de Marchi y su sobrino e intendente de Luján, Sebastián Bragagnolo, se fueron pasadas las 13.30 mientras el gobernador daba una conferencia de prensa.

Primavera y alergias no son una buena combinación para muchos, sino que lo diga el gobernador Suarez que se quitó el barbijo solo para dar su discurso y muchas veces se lo vio con cara de estornudo.

Temas relacionados: