Diario Uno Política Juez
Habla el abogado Cúneo Libarona

"La causa contra el juez Bento tiene telón de fondo: la pelea entre Macri y el kirchnerismo"

Cúneo Libarona dijo en Mendoza que la causa contra el juez Walter Bento, imputado por coimas junto con abogados y presos, está plagada de irregularidades

Mariano Cúneo Libarona, abogado defensor del juez federal Walter Bento, dijo este jueves en Mendoza que la imputación judicial contra el magistrado tiene un telón de fondo extraordinario: la pelea entre Mauricio Macri y el kirchnerismo por el control de la Justicia Federal de Mendoza.

Cúneo Libarona y su socio mendocino, Gustavo Gazali, recibieron a Diario UNO en un alto de la reunión de trabajo para avanzar en la defensa técnica de Bento, titular del Juzgado Federal 1 con competencia electoral, y la esposa, Marta Boiza.

Seguir leyendo

Mariano Cúneo_2.jpeg
Los abogados Gazali y Cúneo Libarona.

Los abogados Gazali y Cúneo Libarona.

En el lobby del hotel de San Lorenzo 660 de Ciudad hay café para todos. El letrado porteño se pone los anteojos y puntea una serie de anotaciones importantes de entre lo que figura en el expediente penal. Habla fuerte y su voz rasposa llama la atención de los ocupantes de otras mesas.

Menciona datos. Los describe y los califica como "irregulares". Y dice: que el juez Eduardo Puigdengolas debió ser designado por sorteo para hacerse cargo de la causa debido al apartamiento de varios otros jueces de primera instancia y no "a dedo", porque eso violenta el principio de juez natural en el proceso. Y agrega que el fiscal investigador, Dante Vega, debió apartarse de intervenir porque ya lo había hecho, tiempo atrás, en ese mismo rol, cuando apeló un fallo judicial de Bento para favorecer a uno de los imputados.

- Hay muchas más irregularidades que hemos detectado con el doctor Gazali y el resto del equipo. Tenemos con qué ganar esta batalla jurídica -anuncia Cúneo Libarona.

- ¿En base a qué lo asegura? -pregunta UNO.

- A que las pruebas que hay en el expediente judicial son muy endebles y a que la acusación fiscal no reune los requisitos necesarios para sostenerse.

- ¿Aunque haya abogados arrepentidos que hayan complicado al juez?

Cúneo Libarona contesta así:

Mariano Cúneo Libarona, abogado defensor del juez Walter Bento

- Al juez Bento se lo acusa de pedir y cobrar coimas para favorecer a delincuentes. ¿Qué pruebas concretas debe tener una acusación fiscal sólida para demostrarlo frente a un tribunal? ¿Fotos y/o videos del imputando manipulando el dinero? ¿O algo distinto?

Cúneo Libarona se quita los anteojos y pide otro café porque el primero ya está frío.

- Mire -responde- no se necesitan ni el placard de Trovato ni el video de Galeano, pero de ninguna manera una acusación fiscal tan endeble como ésta, que está plagada de indicios contradictorios e irregularidades y disposiciones reñidas con el Derecho. (Nota del editor: El juez federal Francisco Trovato fue condenado en 1999 por haber recibido un placard como pago de una coima; su par Juan José Galeano, primer juez del caso AMIA, fue juzgado y condenado tras haberse difundido un video donde quedó registrado el pago de U$S400.000 para involucrar a cuatro policías en el encubrimiento del atentado a la mutual judía. Fue destituido)

El telón de fondo

Admite Cúneo Libarona que la tarea de defender a Bento es compleja. "Porque hay tres escenarios simultáneos", detalla: el jurídico, el político y el mediático.

Walter Bento (2).jpg
El juez federal Walter Bento.

El juez federal Walter Bento.

Lo político. Esa es la cuestión que puede derivar en la suspensión y pedido de juicio de destitución del juez federal de Mendoza con competencia electoral, según la investigación administrativa que está a cargo del diputado nacional del Pro, Pablo Tonelli.

- Si usted dice que desde lo jurídico no hay pruebas concluyentes, ¿esta causa es política?

- Sí. Una causa judicial que tiene como telón de fondo extraordinario la batalla entre Mauricio Macri y el kirchnerismo por el control de la Justicia Federal de Mendoza. Usted no olvide que oportunamente, mi cliente, el juez Bento, llegó a atender tres juzgados de primera instancia a la vez: el suyo, que ganó por concurso de modo legítimo, y los juzgados federales 2 y 3, de los que debió hacerse cargo por 7 u 8 años aproximadamente por falta de jueces titulares y/o licencia de esos magistrados.

- Una cuestión de poder, según su punto de vista...

- Claramente: sin quererlo, Bento tenía mucho poder. A eso súmele que fue él quien instruyó la megacausa por delitos de lesa humanidad que derivó en la detención, destitución, juzgamiento y condena de los camaristas federales de Mendoza Otilio Romano y Luis Miret, lo que hizo desplomar la cúpula de los federales de Cuyo y San Rafael.

Nuevo escenario

El nuevo secreto de sumario impuesto por el juez Puigdengolas sobre la causa penal postergó hasta nuevo aviso las indagatorias de Bento y Boiza. Tiempo de revisar nuevas pruebas y futuras estrategias, coinciden los abogados Cúneo Libarona y Gazali.

Saben perfectamente que podría haber más personas imputadas e incluso detenidas, de un momento para otro. Y se declaran atentos a lo que se disponga en los tribunales federales de Mendoza.

La confitería del coqueto hotel de San Lorenzo 660 de Ciudad va quedando vacía. La música ambiental va ganando espacio pero el vozarrón del abogado porteño se impone.

"El Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación es otra liga, que yo no conozco tanto. No sé qué van a hacer. Bento es juez electoral y estamos en año electoral. Tengo entendido que siempre, desde 2005, fue un buen juez electoral"

- Hábleme del escenario mediático, que usted bien conoce porque ha participado de programas y entrevistas por casos resonantes...

- En este caso también hay de todo: prensa objetiva, que escucha y transmite lo que uno dice, más allá de la propia información que pueda manejar y publicar, pero también hay prensa querellante, como está ocurriendo con el caso del juez Bento.

Temas relacionados: