Acto por el 25 de mayo

Javier Milei participó del Tedeum en la catedral de Buenos Aires donde escuchó fuertes críticas

A pesar de que había cierta incertidumbre por la presencia de Nicolás Posse, el jefe de Gabinete estuvo entre la comitiva oficial cerca de Javier Milei

Por UNO

Sin el Pacto de Mayo previsto para este 25, el presidente Javier Milei protagoniza este sábado una serie de actividades con motivos de la fecha patria que inició con un desayuno junto a sus ministros en la Casa Rosada, con quienes participó del Tedeum en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, y luego partirá a Córdoba para celebrar el acto oficialista.

A pesar de que había cierta incertidumbre por la presencia del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, se lo vio entre la comitiva oficial que incluyó a Karina Milei, la vicepresidenta Victoria Villarruel; el ministro del Interior, Guillermo Francos; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menen; el ministro de Economía, Luis Caputo; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Defensa, Luis Petri, entre otros.

Lo cierto es que Posse se ubicó muy cerca del Presidente y eso fue reflejado como un respaldo del mandatario en las imágenes que arrancaron en la caminata de funcionarios hacia la liturgia que estuvo a cargo del arzobispo Jorge García Cuerva, quien criticó la grieta, a los políticos egoístas que no ven el sufrimiento del otro y a los legisladores por el dietazo que se votaron hace semanas.

Javier Milei 25 de mayo.jpg
El presidente Javier Milei escucha la homilía en la Catedral Metropolitana.

El presidente Javier Milei escucha la homilía en la Catedral Metropolitana.

La dura crítica de la Iglesia a los políticos

"Nuestra gente está haciendo une esfuerzo muy grande, no pode

mos hacernos los tontos, hay que acompañar con hechos y no con palabras. Por eso todavía duelen algunas acciones de la dirigencia divorciada de la ciudadanía de pie, como los tan comentados auto-aumentos de sueldo", criticó García Cuerva.

"Pocas cosas corrompen y socavan más a un pueblo como el hábito de odiar", expresó.

García Cuerva reclamó "tomarse en serio las parálisis del pueblo. Hay parálisis que no se pueden procrastinar, su postergación en nombre de un futuro prometedor generarían consecuencias nefastas por irreversibles en la vida de las personas y, por lo tanto, de toda la sociedad. Es un precio muy alto pagar que no nos podemos permitir".

Jorge Garcia Cuerva.jpg
El arzobispo Jorge García Cuerva fue muy duro con los políticos por la situación que están atravesando los que menos tienen.

El arzobispo Jorge García Cuerva fue muy duro con los políticos por la situación que están atravesando los que menos tienen.

Frente a la atenta mirada del Presidente, apeló a la "conciencia" de cada uno: "En estos tiempos difíciles, ¿qué estoy haciendo por los más pobres y los que sufren? ¿Podremos mirarnos y responder esa pregunta, sin echar culpa como adolescentes, sino desde la responsabilidad de hacernos cargos, incluso si es necesario realizando una autocrítica madura que tanto necesita escuchar alguna vez nuestro pueblo?".

"Le pedimos a Dios que nos ayude y nos cure, porque parecemos tener las manos paralizadas para construir fraternidad, para abrazar a aquellos que la pasan mal", afirmó el religioso.

"La malnutrición, la falta de escolaridad, los ancianos incapaces de sostenerse con un mínimo de dignidad, son alguno de los ejemplos impostergables", remarcó ante todo el arco político de la administración libertaria.

"En el contexto actual, y con mucha humildad, quisiera pedirle a todos que sientan la mirada de Jesús que nos cuestiona y nos reclama mayor compromiso y cercanía con los que sufren", manifestó.

El viaje de Javier Milei a Córdoba

Al término de la homilía, dos aviones presidenciales partirán con el jefe de Estado y la vicepresidenta Villarruel, quienes por cuestiones de seguridad se ven impedidos a compartir viajes, y el resto los integrantes del Gabinete rumbo a Córdoba para celebrar el acto de mayo en el Cabildo de la provincia.

Sin la Ley Bases, el gobierno consideró que no había sentido para celebrar el Pacto de Mayo junto a gobernadores, por lo que pospuso el acuerdo por tiempo indeterminado. En su lugar, apuesta montar un acto con fuerte presencia de la ciudadanía que respalda a la administración.

La idea es hacer una especie de reversión del cabildo abierto con formato libertario, en el que el jefe de Estado, como único orador, pronuncie un breve discurso con eje en la defensa de su programa económico y los principales hitos de su gestión.

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, anticipó que recibirá a Milei, quien tiene previsto visitar su provincia a las 15, y que encontrará una protesta del gremio ATE que promete bloquear los accesos a la Plaza San Martín.

En la habitual conferencia de prensa, el vocero presidencial, Manuel Adorni, convocó a “los argentinos a concurrir a la conmemoración de la Revolución de Mayo en el Cabildo de Córdoba “para ser partícipes de la gesta de una de las etapas más maravillosas de nuestra historia”, y reafirmó que “la defensa al derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad serán los protagonistas de los años venideros”.

► TE PUEDE INTERESAR: Nunca habrá un Pacto de Mayo en la Argentina

Temas relacionados: