Tercera ola en Mendoza

Gremios estatales exigen cumplir aislamientos y volver al teletrabajo por el récord de contagios

La explosión de casos de Covid también se palpa en las oficinas del Estado. Sitea exigió aislar a los empleados que son contactos estrechos, mientras que ATE ya reclamó volver al teletrabajo

El récord de contagios de Covid en Mendoza, que este miércoles llegó a 3.282, alertó a dos gremios estatales que ven que esta tercera ola se reproduce en sus oficinas y cada vez son más los contagiados y los contactos estrechos. Ante eso hubo reclamos puntuales de Sitea exigiendo que se apliquen los protocolos de aislamientos en la Administración Tributaria Mendoza (ATM) y también un pedido de delegados de ATE a la Subsecretaría de Trabajo, solicitando volver al teletrabajo.

Desde esa dependencia, el subsecretario de Trabajo de la provincia, Carlos Segura no descartó retomar el teletrabajo y el trabajo en burbuja si se siguen incrementando los contagios, algo que podrían imitar otras áreas del Estado.

Nota de ATE a la Subscertaría de Trabajo.jpeg

"Solicitamos que se formen equipos de trabajo que puedan turnarse para presentarse a trabajar semana de por medio o habilitar el teletrabajo hasta tanto bajen la cantidad de contagios que se están produciendo en la provincia", resalta la nota que firman los delegados Cecilia Del Brio y Juan Carlos Ovando, dirigida al subsecretario de Trabajo.

Al argumentar el pedido, esos delegados apuntan a que han tenido contagios entre los empleados de delegaciones de esa subsecretaría, y que de extenderse esos contagios se podría resentir el servicio que brindan.

"Es entendible la preocupación de los delegados. Nosotros estamos monitoreando la cantidad de contagios diariamente y hemos detectado 3 casos positivos en distintas sedes, varios contactos estrechos y dos casos más que se hisopaban hoy (por este jueves). Igualmente vamos a evaluar el regreso del teletrabajo si el nivel de contagio lo amerita, como ya lo hicimos anteriormente y como se hace en lugares en los que el espacio físico no es el suficiente para la cantidad de trabajadores", adelantó Segura, quien evaluó que es probable que la medida se imite también en otras áreas del Estado.

Sin embargo, el funcionario dejó claro que justamente por la ola de contagios, en las dependencias de la Subsecretaría de Trabajo están siendo muy celosos de que se respeten las medidas preventivas y los protocolos actualizados por el Ministerio de Salud: "nosotros somos los que controlamos que eso se cumpla en el ámbito privado y no podríamos no cumplirlo puertas adentro", remarcó.

Protocolos sanitarios para ATM

ATM.jpeg

El crecimiento en los contagios de Covid que se registró en las oficinas de la Administración Tributaria Mendoza, también generó reclamos internos y derivaron en una resolución con exigencias puntuales que deberán cumplir los empleados que se consideren contactos estrechos.

"Acá teníamos una gran cantidad de contagios y de contactos estrechos y no se avanzaba con los aislamientos necesarios, por eso nos reunimos con Alejandro Donati para plantearle que la situación no sólo afectaba al personal, sino que podría hacerlo también con los contribuyentes que acuden a estas oficinas. De eso surgió una resolución que ya está vigente para todos los empleados", confirmó el secretario general de Sitea, Víctor Dagfal.

En la resolución a la que alude consta que cualquier empleado que sea contacto estrecho de un caso positivo deberá aislarse y podrá hacer sus tareas de forma remota por 5 días.

Pero a la vez le exige a ese empleado aislado brindar datos puntuales de la persona que está contagiada y con la que estuvo en contacto por más de 2 horas. Entre ellas pide aportar nombre, apellido y DNI del contagiado y explicitar el vínculo familiar o laboral que se tenga con él. Además quien se aisle también deberá dejar constancia del domicilio en el que hará esa cuarentena, aportar un contacto telefónico y acompañar a esta documentación con su carnet de vacunación.

Sólo cumpliendo con esos requisitos se le darán por justificadas las inasistencias a la hora de pagarle el sueldo.