El intendente de General Alvear, Walther Marcolini, ordenó nuevas restricciones ante el aumento de casos de coronavirus, entre ellos el cierre de teatros, modificación de horarios de ingreso a las comunas y prohibición de actividades deportivas.

"Estamos pasando momentos complicados en la cantidad de contagios y esto nos obliga a evaluar la situación sanitaria y de los efectores de salud"; manifestó Marcolini, antes de anunciar las medidas que básicamente tienen a bajar la circulación de personas en ese departamento.

Te puede interesar...

También adelantó que en su comuna sigue costando mucho la toma de conciencia del uso del barbijo, y por tanto anunció que van a controlar el uso del tapaboca en la vía pública y a los comercios que permitan el ingreso de personas que no los usen.

"El decreto provincial esta vigente y multa con $5.000 a los que no usen el tapaboca en la vía pública, y a los comercios y supermercados $10.000 y $50.000. Ese decreto se va a cumplir"

La ola de contagios afectó duramente a esa comuna, que según confirmó el intendente, tiene hasta este miércoles "30 empleados contagiados, 45 aislados por contactos estrechos y 6 empleados más a la espera del resultado de sus hisopados".

Las medidas anunciadas por Marcolini son:

  • Suspensión de talleres municipales (de Discapacidad, Cultura y Educación)
  • Cierre del cine teatro del departamento
  • Modificación del horario de ingreso a las 8 para empleados administrativos hasta el 31 de agosto (quedan exceptuados los servicios públicos)
  • Teletrabajo para áreas afectadas con contagios con covid
  • Sistema on line de turnos para la licencia de conducir.
  • Se suspenden las competencias deportivas por 15 días.
  • Cierre de salas velatorias por 15 días.
  • Se le solicitará a la provincia el cierre del casino por 15 días.

Pero además y con el objetivo de bajar la circulación de los alvearenses, el jefe comunal también dispuso cerrar la feria de la plaza del barrio San Carlos por 20 días, por la cantidad de personas que acuden a ella. "Vamos a evaluar la restructuración de la feria para que muchos de esos feriantes puedan seguir trabajando, pero es fundamental entender que el nivel de aglomeración que hemos tenido en las últimas semanas es un foco de contagio y es complejo controlarlo", apuntó Marcolini.

El mandatario comunal admitió que fue difícil tomar la medida de cerrar las salas velatorias, pero explicó que "es imposible controlar la cantidad personas que ingresan. Si bien el decreto provincial determina un número limitado de personas, eso no sucede en la práctica, ingresa una cantidad enorme de gente y nadie puede ir a multar en un momento tan terrible, cuando alguien está despidiendo a un ser querido. Frente al nivel de contagio que estamos teniendo y habiendo corroborado que en algunos velatorios se han producido contagios, se dispuso por 15 días la no realización de velatorios", aseguró Marcolini.