La intendenta de Santa Rosa, Flor Destéfanis (PJ), está decidida a exigir el pase sanitario en el próximo Festival Nacional de la Cueca y el Damasco que se hará entre el 7 y el 9 de enero y en la fiesta de la Vendimia departamental. Para complementar esa exigencia pedirá un puesto de vacunación al Ministerio de Salud. Y desde esa postura de cumplir con la medida nacional, le sugirió al gobernador Rodolfo Suarez que lo aplique en la Fiesta Nacional de la Vendimia.

"El pase sanitario es una medida que alienta la vacunación y vamos a tomarla, en estos eventos convocantes, pero no queremos solamente exigir el carnet o la aplicación, sino que también vamos a pedir un puesto de vacunación para aquellos que les falte alguna dosis. Lo vimos en la Fiesta de la Cerveza de Godoy Cruz, y vamos a pedir formalmente al Gobierno de la provincia ese puesto de vacunación para Santa Rosa", comenzó diciendo la jefa comunal en el lanzamiento del festival que hará en La Dormida.

Flor Destéfanis con las reina de la Vendimia de Santa Rosa.jpg

Pero además, la ex Reina Nacional de la Vendimia, se permitió aconsejar al gobernador sobre lo que entiende que se debería hacer para promocionar la vacunación en la fiesta mayor de la Vendimia.

"El Estado tiene que alentar todo lo que favorezca la vacunación masiva, que se viene realizando para que hoy por ejemplo cualquiera que quiera completar su esquema pueda presentarse en cualquier vacunatorio a pedir su dosis. Por tanto, ya que para Vendimia falta más tiempo y probablemente la pandemia haya avanzado un poco más, creo que sería una buena medida que podamos aplicar el pase sanitario y pedirlo durante todo el festejo, porque Vendimia no es sólo la fiesta, hay varios eventos antes, está la Vía Blanca y el Carrusel. Creo que tener puestos de vacunación en esos lugares y los festivales nos sirve para ir cumpliendo con el pase sanitario, no sólo para exigirlo sino también para acercar la solución", precisó Destéfanis.

La decisión de la intendenta santarrosina y se arenga para que se aplique el pase sanitario tiene un claro destinatario directo, el gobernador Rodolfo Suarez e indirectamente a la nueva ministra de Turismo y Cultura, Nora Vicario.

Es que desde que la Nación anunció que desde el 1 de enero entraba en vigencia el pase sanitario como una medida nacional, en el Gobierno se dedicaron a criticar su eficiencia y a plantear dudas sobre quiénes y cómo controlarían que se cumpla con esa exigencia en aquellos eventos de más de 1.000 personas.

"En esto vamos aprendiendo todos los días, no se trata de desligar responsabilidades sino de ver cómo en conjunto podemos llevar adelante la vacunación. Por eso el municipio como organizador de la fiesta departamental de la Vendimia y el Festival de la Cueca y el Damasco podemos exigir el pase sanitario, pero es necesario trabajar en equipo, poner puestos de vacunación y si logramos que alguien que no esté vacunado, pueda ir a uno de estos eventos y se vaya vacunado, es un éxito", remarcó la intendenta para retrucar aquellas críticas.