Más allá de que en Vialidad Nacional le atribuyen todo a la abrupta creciente de los caudales de los ríos y arroyos de Mendoza que, en el curso sur del arroyo Los Chañares provocó que las bases de los puentes de ruta 40 se debilitaran, la mayoría intenta detectar fallas constructivas y repartir culpas.

Para tener en cuenta: En la semana habilitarían el tránsito por el puente oeste de la ruta 40.

El senador provincial (Cambia Mendoza) Rolando Baldasso, que era ministro de Infraestructura de la Provincia en 2015 durante la gestión de Francisco Pérez, cuando se inauguró el puente oeste en ese punto, dijo que “el puente que cedió es el puente viejo, que se construyó en la década del 70”.

Baldasso hizo un poco de historia y recordó que el primer carril al sur “se construyó en esa década, porque recuerdo que había un plan general para el Mundial 78”.

Te puede interesar: El joven mendocino que resolvió la falta de monedas y es sensación en el país.

El ex ministro dijo que ha estado siguiendo la situación. “No fui a la zona, pero la conozco perfectamente y me han estado mandando fotos y videos sobre lo que ha estado ocurriendo”.

Indicó que, paralelo al carril y los puentes construidos en los 70 “cuando se hace el proyecto de ampliación, que se hizo al oeste de la ruta existente y se construyeron cuatro puentes”, uno de ellos el que está junto al afectado por la creciente.

“Esa es zona de ripieras, tanto al oeste como al este de los puentes. Toda el agua del arroyo va a El Carrizal y lo que ha ocurrido es que se produjo una erosión retrógrada”, que fue erosionando el causa aguas debajo de los puentes hasta “alcanzar las pilas del puente construida en los años 70s. Eso lo dejado descalzado y cedió”.

Así, indicó que la erosión “también llegó al puente nuevo, pero no lo dañó, las pilas no cedieron, porque previendo estas situaciones se construyó con tres pilotes y mucho más profundos”.

Consultado sobre la presencia de las ripieras puede haber tenido alguna influencia en lo ocurrido, Baldasso dijo que “posiblemente, pero eso debe ser investigado por el personal de Hidráulica, Minería y Vialidad, que tienen injerencia en el tema y que deben hacer una evaluación, especialmente por el seguro de obra”. 

Pero también el actual senador provincial dijo que si el caudal del arroyo superó “la proyección aluvional” y acotó que todas las obras de este tipo tienen un riesgo de ser superadas, “no hay una obra de capacidad ilimitada” y sostuvo que debe determinarse si esa proyección máxima fue desbordada esta vez. “Este fin de semana hubo un montón de rutas cuyas obras fueron desbordadas por el agua, en Mendoza pero también en Salta, en San Juan…”

Te puede interesar...