Análisis y opinión

¿Está medio "pachorra" la idea presidencial del radical Facundo Manes?

Ya es hora de que Facundo Manes nos vaya anoticiando a los argentinos, si es que quiere apuntalar su precandidatura, qué piensa hacer con la economía

Así como a Javier Milei lo couchea su hermana Karina, el radical Facundo Manes (53), uno de los anotados como precandidato presidencial de la UCR dentro la coalición opositora, también se presenta en un pack con un hermano adosado. Es Gastón Manes (52) que hace las veces de matchmaker del neurólogo. Algunos dicen - sobre todo en el PRO- que el médico de la "sabiola" está actualmente medio desdibujado o un poco quedado. Creen que para consolidar sus aspiraciones presidenciales debería tener un poco más de "brillo" y de propuestas más concretas.

No se trata de que Manes aparezca todos los días, porque eso atraganta, Ya tuvimos nuestro atracón de MIlei. Pero sí que, por lo menos, nos vaya informando regularmente sobre qué opina de los principales lineamientos de la vida política para que el votante medio se haga una idea de cómo enfrentaría este cirujano la crisis del país. Ahí es donde lo ven medio pachorra.

Tampoco es cuestión de creer que todo se logra con "ángel" y con salir a recorrer el país para hablar y tomar mate con ese tono campechano que le dejó haberse criado en Salto, una zona agrícola del interior bonaerense. En ese pueblo lo conocen con el apodo de Goropo. No basta con predicar sobre el cerebro. Hoy el músculo más sensible de los argentinos es el bolsillo. Ojo al piojo.

TE PUEDE INTERESAR: Mazazo de Cornejo contra la UNCuyo por jugar a favor del gremio y no de los alumnos

El mango

De lo que se trata es que los votantes tengan una idea más enfocada de lo que cranea el susodicho. ¿Qué haría Manes con la inflación, con los cepos, con el dólar, con la falta de creación de empleo genuino, con la emisión monetaria desbocada, con el déficit fiscal, con los subsidios, con los planes sociales?.

Para defenderlo, algunos de los suyos explican que por ahora Manes está hilando hacia adentro de la UCR para poder tener una segura base de sustentación, para después exponerse al conjunto de la población. Los chistosos dicen que tiene un punto de oro a su favor: es una de las pocas personas que sabe qué tiene en la cabeza Cristina Fernández de Kirchner.

Manes no se hizo famoso sólo por sus libros y sus charlas sino también porque formó parte del equipo quirúrgico que atendió el hematoma craneal de Cristina en octubre de 2013, cuando era presidenta de la Nación. Ese operativo lo comandó otro neurólogo colega, Cristian Fuster, a quien Cristina lo mencionaba como Ricardo Foster, confundiendo el nombre del médico con el del "filósofo" que es asesor presidencial.

gastón manes y facundo manes ucr elecciones 2023.jpg
Los hermanos Gastón y Facundo Manes.

Los hermanos Gastón y Facundo Manes.

Il suo fratello

Su hermano, Gastón, es abogado y está considerado dentro del partido como una persona con peso político. Actualmente preside la Convención Nacional de la UCR. En esa sociedad fraterna y política Facundo pone el carisma y la labia. Gastón le da letra partidaria y le va marcando el camino para poder llegar a competir en pie de igualdad con las aves del PRO (halcones y palomas), una situación partidaria ante la cual, y por ahora, viene perdiendo.

Cuando Alfredo Cornejo todavía era presidente de la UCR nacional le dio mucho plafond a este médico para que se metiera en política. Ahora pareciera que no está tan efusivo. Es que el mendocino todavía sueña con postularse a la Casa Rosada, aunque sabe que no le dan los números.

Como buen médico, Facundo dice tener su propia receta. Quiere diferenciarse de los políticos desacreditados. El fuerte de Manes, en cuanto a nivel de conocimiento, es la clase media. Ahí es donde más se han difundido sus libros y su fama de neurólogo. Pero pocos saben cómo haría este hombre para engarzar ese piripipí científico con la pura y dura actividad política y con la economía. La pregunta es si le va a dar el pinet para tales propósitos.

El neurólogo no tiene demasiado apego a la rosca política ni a las estructuras partidarias. Quizás por eso se recuesta en su hermano Gastón, que sí posee esas preferencias por la cotidianidad política. Pero ¿saben qué? pueden haber roscas de alto nivel y estructuras partidarias que sirvan para algo más que montar las tramoyas y los telones que requiere una elección presidencial.

¿Qué clase de tipo?

Los que conservan recuerdos de los meses previos a las elecciones de 1983, con los militares preparando su retirada, no deben haber olvidado cómo se fue posicionando Raúl Alfonsín para llegar a presidente de la democracia reconquistada. Era una aplanadora de sensatez, de fuerza, de conceptos que generaban la esperanza de que nunca más las dictaduras iban a asolar el país.

Manes suele decir que, para arrancar, la Argentina va a necesitar en 2023 "un liderazgo inspirador" que él resume como un "nuevo pacto social". Claro. Pero en medio de una inflación que se niega a bajar, de sueldos depreciados, de cepos de todo tipo, de un país sin presupuesto, de un gobierno que llegó a decir que no era importante tener un plan económico, y de las más alocadas marchas y contramarchas de una gestión bifronte, es difícil creer en frases inspiradoras si estas no contienen datos concretos de lo que este precandidato hará si llega pisar la Casa Rosada. Por ejemplo, no se conoce cuáles van a ser sus referentes económicos.

Entre las cosas dichas por Manes que no generan dudas es que Juntos para el Cambio no debe demorar la discusión de un acuerdo programático para presentar a los argentinos. "La oposición debe ser proposición", suele repetir. Entiende que la coalición opositora debe consolidar y ampliar su base de sustentación. Para el interior del radicalismo propone un "disenso respetuoso y argumentado" y llama a no temer ir a internas para definir candidatos.

No necesariamente un buen tipo es un buen político. Para descollar en política hay que tener adentro a un Mefistófeles y a un Nazareno. El tiempo dirá si Manes fue un soplo de buenas intenciones políticas o solo un eficaz divulgador de novedades neurológicas.

Temas relacionados: