Críticas al decreto oficial

El SUTE cuestionó las cifras del Gobierno sobre el aumento a los docentes y convocó a un plenario

La secretaria general del gremio docente, Carina Sedano, consideró que el Ejecutivo provincial no participó de buena fe en las negociaciones paritarias y advirtió que "no se descarta ninguna medida de fuerza"

Tras dos reuniones paritarias fallidas, el decreto 1.293 del gobernador Rodolfo Suarez definió una nueva suba salarial para el personal docente y celadores de Mendoza. El texto destaca que la medida "implica un incremento en los primeros siete meses del año del 44% promedio para los agentes del sector”.

En ese sentido, el Gobierno resalta que a fines de junio la inflación acumulada desde el inicio de 2022 fue de 38,2% (DEIE) y de 36,2% (INDEC). Sin embargo, desde el SUTE retrucan en que esa cifra no contempla lo que ocurrió en las últimas semanas, cuando -previa renuncia del ministro de Economía Martín Guzmán- los precios de la canasta básica se dispararon al ritmo de la escalada del dólar.

De hecho, en la consultora C&T Asesores Económicos calculan una inflación de entre el 7 y el 8% para julio, en tanto que desde Analytica calculan un 6,8% y desde EcoGo un 6,5%. En cualquier caso, hay coincidencia en que el número sería el más alto en lo que va de 2022.

Con una observación adicional. Ese 36,2% que muestran desde el oficialismo como índice inflacionario del INDEC es la variación acumulada a fines de junio en el total nacional. Es sencillo verificar que Mendoza viene registrando incrementos por encima de ese promedio.

image.png
Una de las placas que difundió el Gobierno para explicar su perspectiva.

Una de las placas que difundió el Gobierno para explicar su perspectiva.

Así, suponiendo que en el último mes el costo de vida haya aumentado sólo un 6,5% -perspectiva conservadora, como sabe cualquiera que vaya a un supermercado-, la acumulada para fines de julio sería de 44,7% (DEIE) o de 42,7% (INDEC) en base a los cálculos que el propio Gobierno ofrece en sus placas.

Es decir que haciendo ese sencillo cálculo se verifica que la inflación entre enero y agosto se ubicaría, en base a los guarismos de la DEIE, casi un punto por encima de lo que otorgó el Gobierno en el decreto. En ese escenario "optimista", los docentes igual pierden poder adquisitivo.

►TE PUEDE INTERESAR: Murió uno de los asesinos del profesor Avelino Maure, caso criminal emblemático de Mendoza de 1969

Sedano asegura que el Gobierno no negocia con buena fe

Consultada por este diario, la secretaria general del SUTE, Carina Sedano, se mostró sorprendida porque el aumento por decreto no muestra los mismos números que -según ella- le ofrecieron en la mesa paritaria.

"El decreto, que de todos modos nos deja por detrás de la inflación, incluye un incremento de tres puntos porcentuales que ayer no nos ofrecieron cuando estábamos en la mesa paritaria. Eso demuestra que el Gobierno no estaba interesado en acordar con nosotros, porque lo que nos ofrecían estaba por debajo de lo que terminaron otorgando", señaló.

Carina Sedano tuit 2.jpg
Sedano afirmó que el aumento otorgado por el Gobierno por decreto está por encima de lo que se había ofrecido en paritarias.

Sedano afirmó que el aumento otorgado por el Gobierno por decreto está por encima de lo que se había ofrecido en paritarias. "Eso te muestra que no querían acordar con nosotros", subrayó.

Por otro lado, la dirigente explicó otra placa que difundió el SUTE, en la que el cálculo de los incrementos salariales que ofreció el Gobierno durante la negociación se ubica muy por debajo del tan mentado 44%:

image.png
Una de las placas que difundió el SUTE para cuestionar la perspectiva del Gobierno.

Una de las placas que difundió el SUTE para cuestionar la perspectiva del Gobierno.

¿Por qué se produce esa diferencia tan grande en el cómputo? Según Sedano, porque no todos los incrementos que dio el Gobierno se cuentan sobre los salarios básicos conformados.

A ver: la estructura salarial docente es compleja. Y parte de esa complejidad está en que el salario básico no es igual al salario básico conformado, que incluye el básico más el estado docente.

Eso permite, en las paritarias, hablar de cifras de aumento pero sin que esas modificaciones graviten en proporción directa sobre lo que el docente recibe de bolsillo.

Se puede, por ejemplo, incrementar el básico sin alterar el básico conformado, con lo que el aumento se licua y -según argumentó Sedano- no impacta, por ejemplo, en la antigüedad o el aguinaldo.

Marcha SUTE y AMPROS.jpg
Sedano en una movilización de esta semana junto a Claudia Iturbe, titular de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros).

Sedano en una movilización de esta semana junto a Claudia Iturbe, titular de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros).

"Y eso sin contar que en 2020, a diferencia de otras provincias, no recibimos absolutamente ninguna recomposición", acusó la entrevistada, que enumeró otros muchos detalles en los que discrepa con la postura oficial.

"El miércoles y el jueves de la semana que viene tendremos plenario y no descartamos ninguna medida de fuerza. Puede haber más paros, caravanazos, reparto de panfletos en la calle y conversaciones con los padres para explicarles nuestra situación", cerró.

Este es el decreto que firmó ayer Rodolfo Suarez:

DECRETO-1293.pdf

►TE PUEDE INTERESAR: La llegada de Sergio Massa a Economía potenció a sus representantes y posibles aliados de Mendoza

Temas relacionados: