Análisis y opinión

El polémico subidón de Facundo Manes al que ahora le dicen el "neurocoso"

A Facundo Manes, anotado para pelear por la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio en 2023, le han dado sopapos como para que guarde

Ahora algunos le dicen "el neurocoso" para rebajarlo. Otros reclaman a la dirigencia de la UCR que "así como lo trajeron, se lo deben llevar". Y el comité nacional de los radicales lo amonestó por "haber lesionado la esperanza" que genera Juntos por el Cambio. Al diputado nacional Facundo Manes, anotado para pelear por la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio (JxC) en 2023 le han dado sopapos como para que guarde por haber cuestionado aspectos de la presidencia de Mauricio Macri. Ámbito Financiero tituló "la UCR le soltó la mano a Manes".

Manes había dicho que Macri hizo "populismo institucional" cuando fue presidente porque no se animó a limpiar y oxigenar los sótanos de los organismos de inteligencia con los que habría apelado a métodos de presión típicos del kirchnerismo, como "la mesa judicial", y que esas cosas no podían volver a pasar en un gobierno de Juntos por el Cambio. "No vamos a ganar haciendo solamente antikirchnerismo", explicó.

¿Estaremos ante una versión masculina de Lilita Carrió? ¡Naaaa! dirán quienes lo conocen.

►TE PURDE INTERESAR: Afirmar que "el kirchnerismo se termina el año que viene" es un preocupante disparate

Mirá quién habla

Uno de los más activos en multar a Manes a través de un comunicado tajante fue el presidente nacional de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, pese a que en varias oportunidades él mismo había cuestionado con igual o más dureza a Macri.

En efecto, Morales había refutado en el último año a Macri por decir en Brasil que el ex presidente Hipólito Yrigoyen "había introducido el populismo en la Argentina". También Morales lo había chuceado a Macri por excederse en la producción de tuits en lugar de poner orden en el PRO de Chubut, "donde hay gente muy violenta con el radicalismo".

Pero quizá el más bravo de los picudeos de Morales contra Macri fue cuando lo desafió a "decir concretamente si su intención es romper Juntos por el Cambio para buscar un acuerdo con sectores de la extrema derecha antidemocrática". En ese entonces nadie dijo ni pío.

manes3.jpg
Facundo Manes, anotado para pelear por la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio en las elecciones 2023.

Facundo Manes, anotado para pelear por la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio en las elecciones 2023.

El factor cerebro

Manes, quien no venía siendo precisamente un gran habilidoso para remover el avispero político, se encontró de un día para el otro con que había armado un bolonqui fenomenal. Es que como en un rapto de locura pasajera pareció sacarse de encima "el estigma" de ser un hombre centrado, un profesional que conoce al dedillo el funcionamiento del cerebro, y que por lo tanto no debe salirse del libreto de previsible con el que es percibido por la sociedad.

El famoso médico no se retractó de sus dichos -sabe que hubiera sido peor- pero les bajó un cachito el tono. Hay quienes creen que a las críticas de Manes contra Macri les faltó sentido de la oportunidad. Otros estiman que estuvo bien porque para las elecciones presidenciales falta un año, lo cual en la Argentina es una eternidad. En su entorno no todos ven mal este inesperado subidón político del doctor en la agenda política.

Todo comenzó cuando en el programa La Cornisa, de Luis Majul, se le preguntó a Manes por unas supuestas declaraciones de Macri acerca de que el bloque radical de Diputados tiene una tendencia al "neopopulismo". El neurólogo lo negó y ahí fue donde dijo que Macri debería revisar su gobierno porque tuvo "populismo institucional".

¿Qué significa eso? Según Manes quiere decir que Macri usó argucias típicas del populismo, como la de tener operadores que buscan manejar a la Justicia, o la de utilizar a miembros de los servicios de inteligencia para espiar incluso a gente de su propio Gobierno, de lo cual dijo que "hay datos y evidencia". Agregó que esas artimañas, como también las del populismo económico, típicas del kirchnerismo, "son las que llevan al fracaso de las naciones".

Ese dúo

¿Usted quiere ver jubilado a Macri? le preguntaron en el ciclo de Majul, y Manes respondió: "tanto el ex presidente como la actual vicepresidenta Cristina Kirchner no nos permiten pensar en un país. Ambos representan a dos minorías" Y dijo sentir cansancio por tener que "luchar contra personas que son sólo nombres y proyectos autobiográficos de poder". Según él, los partidos que no se renuevan, no deben existir".

Manes cree que el radicalismo le debe poner el estetoscopio a la gran mayoría silenciosa, que son millones "que no quieren ser gobernados por los extremos, y que buscan un Estado transparente, eficiente, no corrupto, y que asegure inversiones y genere confianza". El razonamiento de Manes es que en el 2015 Cambiemos fue algo necesario para derrotar al kirchnerismo, pero que no logró plasmar un proyecto de país y por eso terminó mal .

Entiende que lo mismo le pasó al Frente de todos que en 2019 sólo fue una alianza para ganarle a Cambiemos, un rejunte que no tuvo un plan consensuado, al punto de que el Presidente y la Vice llevan tres años peleando entre ellos mientras la macroeconomía no deja de empeorar.

Ante el reto de su partido y del fuerte enojo del PRO, algunos creyeron que el "tordo" se iba a apichonar mandándose a la cucha.

El "neurocoso" ha puesto casi todas las fichas a pleno. Parece haberse dado cuenta de que en política no todo se obtiene siendo un modosito. Muy por el el contrario, no sólo ha ratificado su proyecto presidencial y asegurado que no va a dar ningún portazo, sino que ahora afirma que busca dar una batalla ideológica con el fin de actualizar a Juntos por el Cambio.

►TE PUEDE INTERESAR: Políticos mendocinos con pretensiones: hoy, Tadeo García Salazar y Lucas Ilardo