El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, pidió al Concejo Deliberante de su departamento derogar la ordenanza 2155/22 aprobada recientemente que fija un cupo laboral para las personas trans y travestis en el municipio. Sumó así una polémica más a la que abrió con el diputado Difonso.

"Esta ordenanza no ha sido publicada ni promulgada por mí, por lo tanto decidí, una vez que cambió la composición del Concejo Deliberante, mandar nuevamente el proyecto para que sea derogada", dijo el intendente en un video que fue publicado en su perfil de Facebook, horas antes del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia (este 17 de mayo).

Para Ojeda, "se nos van de la mano algunas cuestiones" y amplió: "Si vamos a contratar tiene que ser por idoneidad y esfuerzo, independientemente del género".

Embed

"Todos saben de la necesidad de trabajo que hay en el departamento. No podemos seguir con este tipo de extremismos asegurando cupos que estigmatizan. Que sean parte de la institución pero no por una cuestión de género", determinó el intendente de Malargüe.

Ojeda también señala que al sancionar la ordenanza el Concejo cometió un error conceptual. Con la misma se adhiere a una ley de la provincia de Buenos Aires y no a una de la provincia de Mendoza o nacional.

Y es cierto. El proyecto de la concejala de Cambia Mendoza Luciana Villegas, de mandato cumplido, establece la adhesión "a la ley 14.783 Cupo e Inclusión Laboral para personas travestis y trans". Desde el Concejo se hicieron cargo de ese error aunque advirtieron que se trata de una mera formalidad porque la ley 27.636, que también promueve el acceso al empleo formal de las personas trans es nacional.

En particular, el proyecto que fue aprobado por los concejales malargüinos y que ahora pide derogar el intendente reza en los argumentos: "Toda persona travesti, transexual o transgénero tiene derecho a un trabajo digno y productivo; condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo; protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de identidad de género o su expresión".

►TE PUEDE INTERESAR: Las mujeres en la política, su lucha por romper el techo de cristal y el futuro para las que vienen

Y agrega: "Las personas travestis, transexuales y transgénero, que reúnan las condiciones de idoneidad, deberán ocupar cargos en el sector público nacional en una proporción no inferior al 1% del total de los cargos. Este porcentaje se aplica a todas las modalidades de contratación vigentes".

Y que "en Mendoza, 9 de los 18 municipios de la Provincia ya tienen inclusión laboral a personas del colectivo LGBTIQ+".

Temas relacionados: