Diario Uno Política Correo Argentino
Justicia concursal

El Gobierno también pedirá la quiebra de SOCMA del Grupo Macri

El procurador del Tesoro, Carlos Zannini, confirmó que se pedirá la extensión de la quiebra a SOCMA un día después del fallo sobre Correo Argentino S.A.

Por UNO

El procurador del Tesoro, Carlos Zannini, adelantó que, igual que se hizo con Correo Argentino, también se pedirá "la extensión de la quiebra a SOCMA”, empresa que también pertenece al Grupo Macri y que controlaba justamente al Correo.

"Estoy interesado en recuperar los 300 millones de dólares que el Correo le debe al Estado argentino", enfatizó el funcionario.

Seguir leyendo

"Está demostrado que Correo Argentino no vale nada, por eso nosotros vamos a pedir la extensión (de la quiebra). Estamos estudiando y vamos a ver qué es lo que hace el síndico, quien tiene tiempo hasta el 1° de noviembre para pronunciarse sobre la situación de los administradores y los controlantes (del Correo) y aconsejarle a la jueza la extensión de la quiebra a quienes han utilizado la figura jurídica de Correo Argentino", enfatizó Zannini.

"Nosotros podemos pedir en cualquier momento la extensión (de la quiebra). Si estuvieran vaciando SOCMA por ejemplo para no pagar, van a quedar rastros. Ya el riesgo de vaciamiento que hicieron con el Correo no lo van a poder seguir haciendo con otras empresas que tienen", señaló Zannini a la radio El Destape.

Este lunes, la jueza comercial Marta Cirulli decidió mandar a la quiebra a Correo Argentino SA, la empresa emblema de la familia de Mauricio Macri, y ordenar la entrega de sus bienes en 5 días.

Desde la perspectiva del Gobierno, Correo Argentino S.A. le estaría debiendo al Estado 4.500 millones de pesos, y no los $1.011 millones ofrecidos por la familia Macri y su empresa.

Vale tener en cuenta que la quiebra es por la Sociedad Anónima que estuvo al frente del Correo hasta el 2003 y no sobre el Correo Argentino que funciona en la actualidad. De hecho, desde la propia empresa salieron a aclararlo.

https://twitter.com/CorreoOficialSA/status/1412157471674834960

La oposición en contra de la quiebra del Correo Argentino

Apenas conocido el fallo de la jueza Cirulli, Juntos por el Cambio salió a contraatacar.

"En un día oscuro para la justicia comercial argentina, la jueza Marta Cirulli decretó hoy (por ayer lunes) la quiebra de Correo Argentino S.A., a pesar de que sus accionistas habían ofrecido pagar el 100% de la deuda más los intereses que determinaran los tribunales", advirtió el comunicado que fue difundido oficialmente por Juntos por el Cambio.

"La única razón para comprender esta decisión es el rechazo del Estado argentino, motorizado por el procurador Carlos Zannini, de aceptar cualquier tipo de acuerdo. Las motivaciones detrás de esta decisión son políticas: no están basadas en el derecho, ni el sentido común, ni en los deberes de un funcionario público que debe cuidar el patrimonio de todos los argentinos, en lugar de usar su cargo para perseguir opositores", aseguraron.

Incluso desde la empresa del Gripo Macri también se lanzó un comunicado, asegurando que la quiebra era "un paso más para convertirse en Argenzuela".

Antecedentes de la empresa en quiebra

En 1997 el gobierno de Carlos Menem le dio la concesión del Correo Argentino S.A. al grupo Macri y en 2003, cuando llegó Néstor Kirchner a la Presidencia, rescindió ese contrato al denunciar que la empresa solo había pagado uno de los cánones semestrales que le correspondía abonar por cifras superiores a los 50 millones de pesos/dólares.

La empresa, por su parte, adujo que estaba en concurso desde 2001, por la abultada deuda que el Estado tenía con ella, por servicios prestados durante todos esos años. Se trataba de un litigio por deudas cruzadas.

Tras idas y vueltas en el concurso -que atravesó todo el kirchnerismo-, en 2016 se desató la puja que hoy debe dilucidar la Justicia. Es que con Macri ya a cargo del Poder Ejecutivo aceptó una oferta para que se pagara en cuotas la deuda que la firma tenía en 2001. En ese momento, la fiscal ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquín, denunció que el acuerdo era “abusivo”, con una quita del 98,87% de la deuda, y que aceptarlo perjudicaba los intereses del Estado. El acuerdo no llegó a concretarse por la oposición fiscal y porque el propio Macri envió el caso a la Procuración del Tesoro.

Si bien los acreedores se cuentan por decenas, el actor principal es el Estado Nacional, debido a contar con las mayores acreencias. La ley 24.522 de Concursos y Quiebras establece en su artículo 48 inciso 8 que “cuando en esta etapa no se obtuviera acuerdo preventivo, por tercero o por el deudor, o el acuerdo no fuese judicialmente homologado, el juez declarará la quiebra sin más trámite”. Por eso es que la jueza Cirulli tomó la decisión de dictar la quiebra.