En Economía ya nadie se anima a hablar de un escenario post pandemia porque nadie se atreve a pronosticar cuando terminarán la pandemia y sus coletazos. Por eso y con la misión de reactivar la economía provincial en plena pandemia, el Gobierno llevó a la Legislatura el proyecto de Mendoza Activa Hidrocarburos, con el que se pretende reactivar unos 260 pozos petroleros inactivos. A las empresas que los reactiven y empleen a pymes locales y mano de obra mendocina se les reintegrará el 40% de lo que inviertan con un bono fiscal.

"Nosotros tenemos 260 pozos parados y varias empresas de servicios inactivas, con empleados que cobran sólo una parte del sueldo, y queremos que esos pozos se reactiven , y por ende si eso es así y las empresas contratan mano de obra local se les reintegrará un 40% de lo que inviertan con un bono fiscal para que paguen Ingresos Brutos y regalías de esos pozos. Hoy estamos en el peor de los casos, las empresas no trabajan, lo pozos no producen y el Gobierno no cobra nada de Ingresos Brutos ni regalías, si lo revertimos, no cobraremos el total de la regalías, cobraremos una parte, pero el sistema funciona", explicó el ministro de Economía, Enrique Vaquié.

Te puede interesar...

https://twitter.com/evaquie/status/1318157941996986368

Según el proyecto, aquellas personas o empresas titulares de concesiones de explotación o de permisos de exploración y los agentes operadores de estos, que realicen inversiones en el marco del este programa, accederán al beneficio de crédito fiscal aplicable al pago de Ingresos Brutos y regalías hidrocarburíferas que podrán usar hasta el 31 de diciembre del 2023.

Para ello la provincia hará una inversión en créditos fiscales de $800 millones y el beneficio está sujeto a la aprobación de los ministerios de Economía y Hacienda de la provincia.

"Necesitamos una inyección de actividad para el petróleo"

El proyecto que al parecer podría avanzar en la Legislatura, como lo hizo su antecesor de Mendoza Activa, cuenta con el aval del Sindicato de Petróleo y Gas privado de Cuyo, con cuyos referentes se reunió el ministro Vaquié antes de girar la iniciativa a la Casa de las Leyes.

"Nosotros veníamos mal antes de la pandemia y ahora estamos peor, por eso aprobamos esta propuesta para incrementar la actividad. En la actualidad de 4.600 trabajadores del sector hay unos 2.000 que están inactivos y cobrando el 60% del sueldo que tenían en febrero que es lo que se acordó a nivel nacional, por eso entendemos que necesitamos una inyección de actividad para el petroleo", adelantó Gabriel Barroso, secretario general del sindicato petrolero de la región.

El gremialista explicó que uno de los mayores perjuicios que padecen es por la escasa actividad del transporte, tanto aéreo como terrestre, lo que redunda en un bajo consumo de combustible. "Los centros de consumo están trabajando a medias, el transporte no está andando como debería, lo vemos en las terminales de donde salen los camiones con combustible, antes salían 200 camiones por día y hoy salen 70 u 80 y eso hace que las refinerías tengan mucho material en los tanques, lo que hace que no se requiera más producción para abastecer el mercado interno", concluyó Barroso.