Diario Uno > Política > frente de todos

El Frente de Todos arriesga 15 de las 24 bancas a renovar

En Mendoza, el Frente de Todos en el Senado debe ratificar la banca de la vicepresidenta de la bancada, Anabel Fernández Sagasti. JxC se juega dos bancas

El bloque del Frente de Todos (FdT) del Senado tratará de revalidar 15 de las 24 bancas que este año se deben renovar en la Cámara Alta, en tanto que la bancada de Juntos por el Cambio (JxC) y sus aliados arriesgarán las nueve restantes. En Mendoza, provincia gobernada por JxC y en la que el gobernador de extracción radical Rodolfo Suarez logró imponerse en 2019, la oposición arriesga las dos bancas por la mayoría: las ocupan el ex vicepresidente Julio Cobos y Pamela Verasay. En tanto, el FdT mendocino debe ratificar la banca de la vicepresidenta de la bancada, Anabel Fernández Sagasti.

El Senado, como lo establece el sistema constitucional argentino, se renueva por tercios cada dos años y de a ocho provincias por vez. El resultado definirá la integración de la Cámara Alta aunque antes de llegar a ese punto la expectativa estará concentrada en el calendario electoral.

Te puede interesar...

Existe la posibilidad de que el cronograma de 2021 sufra modificaciones tras el decreto del Ejecutivo que incorporó la organización de las elecciones de este año a las sesiones extraordinarias.

En cualquier caso, en este turno le toca defender posiciones a los legisladores electos en 2015 (los mandatos en el Senado duran seis años). Aquella fue una elección favorable a JxC, que consagró a Mauricio Macri como presidente para el mandato 2015-2019. Sin embargo, a pesar de acceder al gobierno, en aquella oportunidad el reparto de bancas no fue generoso para la entonces coalición gobernante.

Recién en las elecciones de 2017, la alianza entre el PRO, la Coalición Cívica y UCR pudo engrosar las filas del interbloque que encabeza el formoseño Luis Naidenoff.

Y en 2019, a pesar de la derrota en las presidenciales a manos del FdT y la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner, JxC logró aunar a casi una treintena de senadores, sumados los cuatro que integran el Interbloque Federal.

Por el oficialismo, en cambio, la unión de los bloques Unidad Ciudadana y del Frente para la Victoria permitió amalgamar una bancada de 41 legisladores propios que alcanza los 43 si se cuentan los representantes del Frente Renovador de la Concordia de Misiones y de Juntos Somos Río Negro.

En octubre, entonces, será el turno de renovar a los senadores que representan a las provincias de Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Tucumán y Santa Fe.

De esas provincias, cinco están gobernadas por el FdT, dos por JxC y la restante, Córdoba, por un mandatario de origen peronista pero que mantiene una línea política diferenciada de la Casa de Gobierno.

Por Catamarca, donde gobierna el peronista Raúl Jalil, el FdT pone en juego las bancas de Inés Blas y de Dalmacio Mera, mientras que el representante de JxC es el ex gobernador radical Oscar Castillo.

En Chubut, gobernada por otro peronista, Mariano Arcioni, se perfila un caso particular: los tres senadores integran el FdT porque uno de ellos ingresó por el Frente Renovador que llevó la candidatura presidencial de Sergio Massa.

En esa provincia patagónica, la fórmula ganadora fue la que conformaron, seis años atrás, Nancy González (actual presidenta de la Comisión de Defensa) y Mario País; en tanto que Alfredo Luenzo obtuvo la tercer banca por la minoría.

Por el lado de Córdoba, la tierra del peronista Juan Schiaretti, JxC arriesga dos escaños: los que ocupan los macristas María Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez. El FdT, en tanto, pondrá en juego el lugar del actual presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio.

Corrientes, gobernada por Gustavo Valdés, de JxC, jugará este año una doble pulseada: a la elección legislativa nacional se le agrega la de mandatario.

En 2015 ingresaron por Corrientes la camporista Ana Almirón y el ex medallista olímpico Carlos 'Camau' Espínola, mientras que por la minoría lo hizo el ex vicegobernador Pedro Braillard Poccard.

La Pampa, el peronismo que gobierna de la mano de Sergio Ziliotto, arriesgará las bancas de Norma Durango y de Daniel Lovera; mientras que el radical Juan Carlos Marino también deberá poner en juego su sitio en la Cámara alta.

El panorama se invierte en Tucumán en relación a Mendoza. Allí el peronismo pone en juego los dos escaños correspondientes a la mayoría, a cargo de Beatriz Mirkin y de José Alperovich, de licencia tras haber sido denunciado ante la justicia por presunto abuso contra una empleada de su compañera de bancada.

Por la oposición, en tanto, representa a la minoría Silvia Elías de Pérez.

Finalmente, en Santa Fe, donde el peronismo recuperó la gobernación en 2019, se jugarán las bancas de María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, y de Roberto Mirabella, quien ingresó a la Cámara alta en reemplazo del actual gobernador, Omar Perotti.

También Carlos Reutemann, integrante del Interbloque Federal pero aliado cercano a JxC, arriesgará su banca.