Fundación Pensar

El Consenso Fiscal marcó un quiebre entre el PRO de De Marchi y el radicalismo mendocino

A través de la Fundación Pensar, el macrismo mendocino ratificó su oposición al pacto firmado por el gobernador: "Acuerdos que esconden intereses distintos, son peligrosos e indeseados"

El Consenso Fiscal firmado por Rodolfo Suarez y otros gobernadores junto al presidente Alberto Fernández marcó un punto de disentimiento en el seno de Cambia Mendoza. El PRO, parte de la coalición de Gobierno, señaló públicamente su oposición al mismo con una dura reflexión impartida desde la Fundación Pensar.

La Fundación Pensar (think tank o centro de pensamiento que preside en Mendoza el electo senador provincial Germán Vicchi) señaló en un comunicado que acuerdos como el firmado en el Consenso fiscal "esconden intereses distintos a los que expresa su letra", que "no son genuinos, sino peligrosos e indeseados".

"La historia hablará y dejará en evidencia el perjuicio a todos los ciudadanos", reza la letra del escrito que fue publicado en la noche del jueves en las redes sociales.

consenso fiscal fundacion pensar.jpg
Parte del comunicado de la Fundación Pensar del PRO mendocino que critica el Consenso Fiscal firmado por Rodolfo Suarez

Parte del comunicado de la Fundación Pensar del PRO mendocino que critica el Consenso Fiscal firmado por Rodolfo Suarez

El comunicado de la Fundación Pensar llega después de que el propio Omar De Marchi mantuviera con el gobernador Rodolfo Suarez un ida y vuelta tuitero por el que marcó el "disenso" dentro del frente.

"No comparto firmar Consenso Fiscal que autoriza a crear y subir impuestos, y que niega a las provincias poder demandar a la Nación por los perjuicios que su arbitrario manejo de fondos nos ha generado", había señalado el diputado nacional De Marchi.

El propio Suarez, aunque sin nombrar a De Marchi, posteó en sus redes al respecto: "Ante la errónea y malintencionada información que circula sobre el Consenso Fiscal, quiero dejar en claro, categóricamente, que en Mendoza no se van a aumentar impuestos y tampoco se crearán nuevos". Y agregó que "la firma del pacto fiscal se realizó por conveniencia para los mendocinos, ya que dispone de renegociación de deuda, muy beneficiosa para las arcas de la provincia".

La crítica de De Marchi se centra particularmente en el impedimento, a partir de la firma del Consenso, de demandar a la Nación un resarcimiento por $18 mil millones en virtud de lo que el Gobierno considera como una discriminación en el reparto de los fondos discrecionales.

Es que en la letra chica del acuerdo firmado por Suarez, los gobernadores que suscribieron se comprometieron a suspender o no iniciar por un año acciones judiciales contra la Nación.

Según dijo el gobernador, la firma se dio porque ese compromiso implica la posibilidad de renegociar una deuda con Nación, lo que acaba siendo "beneficioso" para la provincia.

La imposibilidad de demanda a la Nación, el principal punto de crítica del macrismo mendocino

Respecto de este acuerdo de inacción, la Fundación Pensar del PRO en Mendoza reclamó que "ninguna provincia argentina debiera abdicar su derecho de negociar en forma libre y autónoma los términos de sus deudas".

"Resulta triste ver cómo se ha desaprovechado una gran oportunidad. Pocas veces tendremos la posibilidad de ver a todos los gobernadores suscribiendo acuerdos con la Nación, que en vez de ser un beneficio de la ciudadanía, solo genera perjuicio y mayor presión fiscal", indicó.

En el comunicado además se analiza que "el Consenso fiscal firmado fija compromisos fiscales muy perjudiciales para los ciudadanos, agrava los inconvenientes que pretende solucionar, generando mayor inseguridad jurídica, menor simpleza en la tributación y un dudoso regimen de intercambio de información".

Critica que se habilita para fijar la base imponible del Impuesto Automotor "recurrir a otras fuentes de información obre el mercado automotor", lo que, para la Fundación Pensar " implica habilitar tributariamente una norma abierta e indefinida en absoluta desprotección a los contribuyentes".

Entienden que serán los legisladores provinciales los que tendrán en su mano ahora la posibilidad de frenar este consenso que "podría poner en riesgo derechos constitucionales y por el que el Estado podría ir a la pesca de algún dato o delito tributario".

De hecho, el jueves 30 de diciembre ya entró en la Cámara de Diputados de Mendoza el Pacto Fiscal firmado por Rodolfo Suarez. Lo que se busca es que sea ratificado por la Legislatura provincial a partir de enero, cuando se reanuden las sesiones.

"Tengo el agrado de dirigirme con el objeto de someter a consideración el adjunto proyecto de ley mediante el cual se ratifica el Decreto Nro. 2250 de fecha 30 de diciembre de 2021, mediante el cual se ratifica el Convenio denominado Consenso Fiscal 2021", abre el proyecto de ley que defiende el gobernador de Mendoza.