En el hilo de ese tuit, Suarez justificó la firma del acuerdo impositivo nacional en la "conveniencia para los mendocinos, ya que dispone de renegociación de deuda".

"El mensaje es para propios y ajenos, tiene que quedar claro que pese a que algunos especulan y otros hacen afirmaciones que no son reales, no se van a subir impuestos ni se va a crear el impuesto a la herencia", insistieron desde Casa de Gobierno, molestos con el frente de discusión que generaron los legisladores del PRO y del Partido Demócrata Progresista, además de algunos referentes de Cambia Ya.

https://twitter.com/rodysuarez/status/1475849473045807110

Este lunes, el mismo día en que Suarez firmaba ese acuerdo impositivo que propuso al presidente Alberto Fernández, surgió un documento del ala liberal de Cambia Mendoza a pedirle que no lo firmase, argumentando que esa convocatoria era una extorsión de la Nación.

Pero ese no fue el único pedido, casi al unísono como si se tratase de una puja partidaria alineada con el rechazo del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, los diputados nacionales del PRO, Omar De Marchi y Álvaro Martínez se plegaron a recordarle al gobernador que "se había comprometido a no subir impuestos" y a remarcar que no debía firmar.

Pero la postura del líder del PRO en Mendoza, que parece cada vez distanciarse más de las políticas que aplica Suarez, no amenguó con el twit del gobernador. Es más, De Marchi salió a ratificar esa discrepancia y valoró "poder disentir" en el mismo frente de Cambia Mendoza.

El diputado nacional alegó que el mentado Consenso permite subir impuestos y que además "niega a las provincias la posiblidad de demandar al Estado nacional "por los perjuicios que su arbitrario manejo de fondos nos ha generado", resaltó.

https://twitter.com/omardemarchi/status/1475867413983858694

"El Consenso Fiscal atenta contra el sector productivo"

Por si fueran pocos, despúes de que se difundió la foto de Suarez y 22 gobernadores más con el presidente tras haber firmado el acuerdo impositivo, se sumó el reclamo de los empresarios de la UIM, quienes cuestionaron que el mendocino hubiese firmado ese acuerdo porque entendían que eso "abre la puerta a subas discrecionales de impuestos. La posibilidad de sumar o crear gravámenes atenta contra el sector productivo que pierde competitividad por la presión fiscal".

El mayor temor de los empresarios es a que se incrementen los impuestos. En ese documento el sector productivo recordó que carga sobre sus espaldas con más de 167 impuestos y tributos en todas las jurisdicciones, los cuales deberían alcanzar para sostener el gasto del Estado".

El presidente de la organización, Matías Díaz Telli, recalcó además que Ingresos Brutos "encarece la producción, las importaciones y el consumo de quienes están más complicados por la crisis económica".