Es la tercera en la línea sucesoria

Eisenchlas presidió por primera vez el Senado y marcó otro avance femenino en la Legislatura

La legisladora radical Natacha Eisenchlas ofició este martes como presidenta provisional de la Cámara Alta. La novedad fue recibida con aplausos. Aquí, su opinión sobre la experiencia

La radical Natacha Eisenchlas es la presidenta provisional del Senado y este martes le tocó cumplir con su rol, ya que el vicegobernador Mario Abed -quien por lo común ocupa ese lugar en la Cámara Alta- se encuentra a cargo del Ejecutivo.

El hecho es histórico por varios motivos. Con Rodolfo Suarez en Buenos Aires y Abed reemplazándolo, Eisenchlas condujo el debate legislativo entre felicitaciones de los diversos bloques que componen la sala.

"No es la primera vez que una mujer asume este cargo, porque antes de Juan Carlos Jaliff (UCR) estuvo Miriam Gallardo (PJ)", destacó ella en diálogo con UNO. "Pero sí soy la primera senadora radical que tiene esa función desde la vuelta de la democracia", añadió.

También a Laura Montero, en su rol de vicegobernadora, le tocó presidir los debates en la Cámara Alta. "Pero ella lo hacía desde el sitio que hoy ocupa Mario Abed", explicó la legisladora.

►TE PUEDE INTERESAR: Rodolfo Suarez bajó del podio de gobernadores mejor valorados y quedó en cuarto lugar

Natacha Eisenchlas senadora 3.jpg
La senadora Eisenchlas rodeada de sus colegas (varones).

La senadora Eisenchlas rodeada de sus colegas (varones).

Celebrar que una mujer alcance un cargo importante en el Senado, ¿es una idea antigua?

El desempeño de Eisenchlas fue recibido con aplausos. "Estoy muy contenta de que promediando mi vida llegue esta oportunidad en la Casa de las Leyes. Tengo 52 años y milité durante 36", analizó ella después.

Natacha respiró política desde su más tierna infancia. Su padre, el periodista y crítico de cine David Eisenchlas, era militante marxista y estuvo a punto de ser asesinado: primero por la Triple A y luego por los "grupos de tareas" de la dictadura.

"A veces me iba un poco antes de las asambleas para no tomarme el colectivo sola y tan tarde" "A veces me iba un poco antes de las asambleas para no tomarme el colectivo sola y tan tarde"

-Usted tiene una larguísima historia de militancia y hoy la felicitaban por ser mujer y estar ahí ¿Cree que este tipo de felicitaciones "por género" atrasan, o es un asunto que sigue vigente?

-Evidentemente es un asunto con cierta vigencia, porque la sociedad lo valora. Y está claro que hemos avanzado mucho, pero el hecho de que nos llame la atención la posición de una mujer es señal de lo que todavía nos falta. Yo agradezco todas las felicitaciones. Eso sí: espero que cuando dentro de un año termine mi mandato me consideren, más que por ser mujer, porque valoran mi trabajo.

Natacha Eisenchlas senadora 2.jpg
Natacha Eisenchlas milita desde hace más de tres décadas y reconoce que este momento de su carrera es

Natacha Eisenchlas milita desde hace más de tres décadas y reconoce que este momento de su carrera es "emocionante".

-También es verdad que cuando se felicita a una mujer se la congratula por muchas cosas, más allá de su género en sentido estricto. Quizá se considera, entre otros logros, que se haya sobrepuesto a esfuerzos mucho mayores en un mundo que hasta hace poco estaba organizado a la medida de los varones...

-Tuve la suerte de nunca sentirme "discriminada" por ser mujer. Pero mi hija -que tiene 20 años- me está haciendo ver que yo había naturalizado algunas injusticias. Te pongo un ejemplo: durante mi juventud en la Franja Morada, participaba de asambleas y muchas veces me tuve que ir antes de las reuniones porque era peligroso volverme en colectivo sola si se hacía tarde. Pero los hombres se quedaban y seguían debatiendo; y estoy segura de que hasta tomaron decisiones en mi ausencia y en la de muchas otras.

Varias décadas después, este martes para ser precisos, Eisenchlas pudo decidir cuándo empezaba y cuándo terminaba el debate.

Eisenchlas tuit.jpg
El tuit de Natacha Eisenchlas tras la sesión en el Senado.

El tuit de Natacha Eisenchlas tras la sesión en el Senado.

La presidencia provisional del senado implica estar en tercer lugar en la línea sucesoria: la normativa indica que si no está el gobernador, queda a cargo del Ejecutivo el vice. Y en ausencia del vice le siguen el presidente/a del Senado y de la cámara de diputados, en ese orden. De faltar ellos, les sucede el presidente de la Suprema Corte.

TE PUEDE INTERESAR: Una breve biografía política de Natacha Eisenchlas

Temas relacionados: