Politica Domingo, 19 de agosto de 2018

Dos jueces sometidos al Jury de Enjuiciamiento

Marcos Krochik deberá responder sobre su accionar en un caso en que no dispuso la restitución de un niño a su padre

El caso de un niño que debía ser restituido a su papá en Italia, luego de que su mamá lo trajera a Mendoza y nunca volvieran a Europa, terminó en el inicio de un juicio por destitución para el magistrado mendocino que incumplió con la medida que ordenaron tanto la Corte local como la nacional. El Jury también abrió la causa esta semana contra un juez concursal por una dilación judicial. En ambos casos la decisión de comenzar el proceso fue unánime. Desde el Gobierno ven con buenos ojos el nuevo funcionamiento de este tribunal.

La primera causa fue ampliamente difundida en los medios y se convirtió en un caso testigo de secuestros internacionales llevados a cabo por padres. Mariana Paparini y Luca Guglielmino eran pareja y vivían en Italia, en la localidad de Ancona, donde concibieron a Tomasso. A mediados de agosto de 2009, cuando el niño tenía 3 años, la madre escapó hacia Mendoza, su tierra natal. Según dijo en su momento, recibía malos tratos por parte del hombre y un día hasta estuvo internada por los golpes.

En enero de 2010 se formó un expediente en el Sexto Juzgado de Familia, donde se atendió "el interés superior del niño" -se quería quedar en Mendoza- y se determinó que se quedara con su madre, donde ha pasado la mayor parte de su vida, hasta el día de hoy.

El padre recusó el fallo y la Suprema Corte de Justicia le hizo lugar a su oposición y calificó la conducta de la madre de "retención ilícita", pero una nueva apelación hizo que la causa recayera en la Corte Suprema de la Nación, que ordenó "la inmediata restitución" en 2016, confirmando la sentencia de la Corte local. Sin embargo, eso nunca sucedió.

Este jueves, el Jury de Enjuiciamiento decidió por unanimidad abrir el expediente contra el juez de familia Marcos Krochik, que no dispuso la restitución del niño a su padre pese a que cortes superiores fallaron para que el menor volviese con el papá.

"Es una causa muy interesante porque es paradigmática. Son casos de los que hay pocos en el país pero hay que resolverlos. En estos casos que son de derecho internacional privado lo normal sería que la madre vuelva y que el juez de Italia diga quién va a quedarse con la tenencia. Tiene que restituirse al menor sí o sí, porque por la situación ilegal en la cual la madre lo sacó se aplican convenciones internacionales que dicen que hay que restituir", explicó el senador Marcelo Rubio (UCR).

En este expediente, el juez mendocino no ha cumplido la restitución. Según explicaron a UNO, la falta por la que se inicia el Jury al magistrado es que él sí o sí debía cerciorarse de que el menor volviese a Italia. Ahora debe dar explicaciones de por qué se incumplió lo que dictaminaron las cortes superiores. Además, según confiaron, se ha demostrado que el niño está influido psicológicamente por la madre.

El otro juicio por destitución que se abrió también este jueves fue por una situación concursal. La denuncia fue iniciada por otro magistrado mendocino contra el juez del Tercer Juzgado de Procesos Concursales, a cargo de Pablo González Masanés. Lo que sucedió fue que un deudor pidió vender un bien para pagar la totalidad de una deuda y el magistrado dilató la resolución, en perjuicio de los acreedores y el deudor. Lo que se le cuestiona a Masanés es, entonces, el retardo de justicia.

El Jury, que es un cuerpo integrado por siete senadores, siete diputados y los siete jueces de la Corte -en este caso no estuvo presente Omar Palermo, que está de viaje y de licencia por una capacitación- tenía en ambas presentaciones la posibilidad de archivar las causas.

Ahora los magistrados denunciados tienen diez días hábiles para responder y luego se volverá a reunir el Jury para analizar esa respuesta y decidir si el proceso continúa.

En caso de continuar, lo que sucedería es que se suspenda al magistrado y pase a cobrar la mitad del sueldo mientras se realiza el juicio y se decide si se lo sanciona. Las sanciones pueden ser desde una destitución hasta otras medidas intermedias, como una suspensión temporal.

Marcelo D'Agostino, subsecretario de Justicia y Relaciones Institucionales, dijo que desde el Gobierno están viendo un cambio en las decisiones del Jury. "En los últimos tiempos se había transformado en un órgano defensor de propios y comúnmente ante cualquier denuncia archivaba la causa sin importar la contundencia. Creemos que es saludable que se abra el Jury y se le corra traslado al denunciado para que ejerza su defensa con todas las garantías sin que ello sea un adelanto respecto a su responsabilidad. Es sano para el sistema un funcionamiento adecuado de este instituto que permite depurar, cuando corresponde y resguardando el debido proceso, al Poder Judicial de magistrados que no están en condiciones de ejercer tan importante investidura", opinó.