El presidente Alberto Fernández aterrizó en Mendoza este sábado pasadas las 12.30 y allí lo estaba esperando el gobernador Rodolfo Suarez para acompañarlo en el tramo que harían en combi hasta la sede del INTA en Luján, donde participaron ambos del desayuno de Coviar.

En ese lapso, que duró poco más de 20 minutos, Suarez y Fernández tuvieron un momento a solas para tratar esos temas que a uno y otro le interesaban pasar en limpio. De testigo, silencioso, estuvo unos asientos más atrás, la senadora nacional y presidenta del PJ, Anabel Fernández Sagasti, que también acudió a recibir al primer mandatario.

Te puede interesar...

"En el viaje hablamos de temas que yo le había planteado al ministro Wado de Pedro. Hablamos del último viaje a Chile y el Presidente me explicó que los gobernadores que fueron (a la gira presidencial a Chile a la que Suarez no fue invitado) pidieron ir. Yo le dije que yo no lo había pedido porque no sabía del viaje, me enteré cuando ya estaban en Chile. Además como hay rumores de que el Presidente está organizando un viaje a China le dije que sería importante que alguien de Mendoza fuera con él, porque en la obra más importante de la Argentina, que es Portezuelo del Viento, están cotizando las dos empresas chinas más importantes en hacer presas de esta naturaleza", confió el gobernador.

La mirada de Alberto sobre Portezuelo del Viento

Esos escasos 20 minutos desde el aeropuerto hasta el INTA también alcanzaron para hablar de esa megapresa que Mendoza se ilusiona construir en Malargüe. Si bien Alberto Fernández no dio detalles del laudo presidencial que debe emitir sobre Portezuelo del Viento, sí aseguró que el Gobierno Nacional "está interesado en esa obra".

"Tanto el Presidente como Wado de Pedro, me dijeron que están depositando la plata y están a favor de la obra. ¿Ustedes se imaginan que alguien pueda estar en contra de hacer una obra, en la que no están poniendo la plata, porque la plata es nuestra, en donde estamos generando energía para el país y un gran reservorio de agua?, miren todo lo que ha llovido en Mendoza estos días y el agua se fue. ¿Puede un Presidente estar en contra de eso?, hay un reclamo de La Pampa, pero tiene que la razonabilidad tiene que primar", remarcó, sentando su opinión, el gobernador en una charla con la prensa en la bodega Trivento.

Según Suarez, la próxima semana se abrirán los sobres con las propuestas económicas para hacer la megapresa "en la medida que no haya una orden judicial para paralizar la obra los mendocinos tenemos que seguir adelante", desafió el gobernador.