Política presidente
Desayuno de la COVIAR

El Presidente se comprometió a ejecutar el Plan Estratégico Vitivinícola 2030

La presencia del presidente Alberto Fernández había generado muchas expectativas en la previa del Desayuno de la COVIAR pero no hizo ningún anuncio puntual

El presidente Alberto Fernández participó este sábado del tradicional Desayuno de la COVIAR, en la sede del INTA en Luján de Cuyo, donde no hizo ningún anuncio puntual como se esperaba ante la presencia del gobernador Rodolfo Suarez y numerosos políticos y empresarios de Mendoza. Aunque se comprometió a desarrollar el Plan Estratégico Vitivinícola 2030 que se presentó en la jornada sabatina y habló de crear una mesa de concertación sin ningún tipo de grietas.

Los reclamos apuntaban a una quita de las retenciones, a inversiones en infraestructura y a mejorar la conectividad en las zonas productivas. Así lo habían adelantado los referentes vitícolas en las horas previas. Incluso el vicegobernador, Mario Abed, había pedido fondos para luchar contra la polilla de la vid.

Las expectativas por el discurso del Presidente eran grandes tanto en el ámbito del Gobierno provincial como en el seno del justicialismo, que se encargaron en todo momento de resaltar su presencia en los actos de la Vendimia 2021. Pero sólo se escucharon buenas intenciones sobre el respaldo a la vitivinicultura "porque el vino que se exporta permite que ingresen dólares al país que tanto necesitamos".

Luego de casi tres horas de espera, Fernández arribó pasado el mediodía a la IV Brigada Aérea, donde fue recibido por Suarez y la presidenta del PJ y senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, quien se dio el gusto de tener la foto junto al mandatario nacional en su visita oficial.

Después de la presentación del titular de COVIAR, José Zuccardi, del Plan Estratégico Vitivinícola 2030, el primero en hablar fue Suarez, quien reclamó un gran acuerdo nacional ante la atenta mirada del Presidente, quien recibió de obsequio una obra de arte de artistas mendocinas.

Lo primero que hizo fue agradecer a Suarez por la invitación y saludó a los ex mandatarios presentes, entre ellos su principal enemigo político, el presidente de la UCR y diputado nacional, Alfredo Cornejo.

En consonancia con el gobernador, Fernández dijo que hay que dejar de lado las diferencias entre los productores y los bodegueros para desarrollar todo el potencial del sector. Precisamente sobre este punto, Cornejo dijo que el Presidente se había metido en la interna de las entidades que representan a los viñateros, entre la COVIAR y Bodegas de Argentina, al llegar tarde al desayuno y dejar sin participación política el clásico almuerzo.

El Presidente remarcó la palabra unidad a la hora de trabajar, "dando lugar al encuentro, dejando de lado de las diferencias políticas, de norte y de sur para que el vino gane espacios porque así ganan las provincias y el Estado nacional mejora sus ingresos". Y añadió: "Bien lo ha dicho el gobernador Suarez. Los discursos únicos degradan la calidad democrática. Debemos ser respetuosos en el debate. Dede ser una unidad sinfónica, una orquesta con distintos instrumentos pero que toca de manera coordinada para lograr que suene en armonía".

Gracias al anterior plan vitícola se ganaron nuevos mercados pero también cayó el consumo del vino en la última década. En este punto, el mandatario nacional dijo que hay que buscar una estrategia para sumar consumidores como lo hizo la cerveza, al sacar un producto sin alcohol.

“Hace 18 años, cuando Néstor era Presidente, llevamos adelante el primer Plan Estratégico para la Vitivinicultura, convencidos de que la Argentina tiene un potencial enorme para desarrollar”, recordó el mandatario y resaltó que “hoy somos el quinto país más importante en producción de vino industrializado”.

"Hay que erradicar para siempre el hambre en la Argentina, terminar con la pobreza, como dijo Suarez. Más allá de lo ético es un buen negocio terminar con la pobreza porque se generan más consumidores. Es una deuda pendiente y no tenemos derechos a no ponernos de acuerdo", enfatizó el Presidente casi sobre el cierre de su alocución.

En el marco del plan estratégico de la industria agroalimentaria, Fernández asintió en que “la actividad de la vitivinicultura sea el tercer proyecto de ley que enviemos al Congreso Nacional en esa mesa de concertación en la que tenemos que estar todos”.

Acompañaron al jefe de Estado los ministros de Agricultura, Luis Basterra; y de Interior, Eduardo de Pedro; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Dejá tu comentario