Limitaciones del Banco Central

De Marchi apuntó que las restricciones a las importaciones afectan "el proceso de elaboración del vino"

El diputado nacional del PRO advirtió que los bodegueros tienen "problemas para comprar barricas, corchos, cajas y otros insumos" debido a las limitaciones impuestas por el Banco Central, que se flexibilizaron mínimamente tras una reunión económica

El diputado nacional Omar De Marchi, armador político de Horacio Rodríguez Larreta, reclamó por las nuevas restricciones a las importaciones y al acceso al dólar impuestas por el Banco Central, en defensa de la industria del vino.

"Hay cada vez más problemas para comprar barricas, corchos, cajas y otros insumos que vienen del exterior", dijo.

Para contrarrestar parte de estas dificultades, desde el Palacio de Hacienda informaron que se mejorarán las condiciones de acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones de insumos de sectores estratégicos.

Las consecuencias de las restricciones a las importaciones

La industria del vino se ve altamente afectada por la comunicación del Banco Central del pasado 27 de junio en la que se volvieron más estrictos los cupos anuales y mensuales de las empresas que solicitan el acceso al mercado cambiario para el pago de importaciones.

La norma rige hasta el 30 de septiembre.

"Las consecuencias son evidentes", dice De Marchi e indica: "Incumplimientos de envíos al exterior; pérdida de mercados; problemas de provisión al mercado interno; reducción de trabajo en bodega y comercialización; pérdida general de competitividad".

de marchi tuit vino.jpg
Con esta imagen, Omar De Marchi acompañó un hilo de Twitter en el que detalló cómo las restricciones a las importaciones y al acceso al dólar dificultan a la industria vitivinícola, clave en el desarrollo productivo de Mendoza.

Con esta imagen, Omar De Marchi acompañó un hilo de Twitter en el que detalló cómo las restricciones a las importaciones y al acceso al dólar dificultan a la industria vitivinícola, clave en el desarrollo productivo de Mendoza.

"La industria vitivinícola, además de ser un orgullo para la provincia, genera empleo en todos los rincones de Mendoza", expresó el diputado del PRO.

"Ponerle trabas es 'no poner primero a la gente' ya que en concreto esta medida perjudica a miles de familias que viven gracias al desarrollo de esta actividad", agregó.

Y aprovechó además para pegarle al presidente Alberto Fernández: "Hace 954 días que asumió como Presidente de la Nación pero nunca gobernó. Los resultados están a la vista: sin rumbo, sin plan y sin equipo. Destruyendo al sector productivo y al empleo. Ya tiraron mucho de la cuerda y sólo generan angustia. Gobiernen de una buena vez".

La senadora Rus se sumó a la crítica

Mercedes Rus fue otra de las que levantó la bandera por la industria vitivinícola, especialmente la mendocina.

"Los vinos pierden competitividad, la inflación hace escollos en los costos, más las retenciones a las exportaciones y ahora el cepo a las importaciones de insumos básicos necesarios, hacen un combo explosivo", expresó con crudeza en las redes sociales.

La decisión de Batakis tras el reclamo de Bodegas de Argentina

Bodegueros explicaron a Pesce personalmente aquellas dificultades descriptas por De Marchi. En la reunión del miércoles, las autoridades del BCRA se comprometieron a evaluar las soluciones planteadas para poder pagar servicios en el extranjero y a mantenerse en contacto.

Tras este encuentro, Pesce se reunió con la ministra de Economía, Silvina Batakis, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra; entre otros funcionarios.

Silvina Batakis Miguel Ángel Pesce importaciones.jpg
El Gabinete económico se reunió este jueves y definió una mínima flexibilización a la medida que rige hasta el 30 de septiembre.

El Gabinete económico se reunió este jueves y definió una mínima flexibilización a la medida que rige hasta el 30 de septiembre.

Según señalaron desde el Palacio de Hacienda en un comunicado, en ese encuentro se decidieron acciones tendientes a mejorar las condiciones de acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones de insumos para sectores estratégicos y así garantizar la continuidad de distintos procesos productivos.

La nueva medida que instrumentará el Banco Central permitirá el pago de insumos en tránsito, que fueron embarcados en origen, hasta el 27 de junio de 2022, y han arribado al país con SIMI vigentes hasta dicha fecha.