Diario Uno Política Walter Bento
Investigación y elecciones

Cuándo volverán a verse las caras el juez Walter Bento y la Cámara Federal

El juez con procesamiento confirmado volverá a verse con el presidente de la Cámara Federal tras las PASO. Son parte de un consejo que completa el jefe de la Corte

El juez federal Walter Bento y la Cámara Federal de Apelaciones protagonizan uno de los encontronazos más duros de la vida jurídico-político de Mendoza durante los últimos años. Todo, a raíz del procesamiento confirmado del magistrado por una batería de delitos criminales, que van desde el cohecho para beneficiar a presos hasta el lavado de activos de origen delictivo y en el enriquecimiento ilícito.

Más allá de la distancia que impone el desarrollo de un proceso que los tiene como procesado y tribunal de alzada, Bento y sus superiores de la Cámara Federal de Apelaciones volverán a verse las caras pero no por cuestiones vinculadas a la situación procesal del juez, sino por la competencia electoral del titular del Juzgado Federal número 1.

Seguir leyendo

Hasta las PASO del 12 de septiembre, Bento seguirá siendo el único responsable de la transparencia y desarrollo de los comicios porque así lo establece la normativa electoral sumado a que el juez sigue en funciones a pesar de que la Justicia Penal lo tiene contra las cuerdas.

De hecho, es nulo el impacto de lo que va actuando el Consejo de la Magistratura, único organismo que podría pedir que sea suspendido para ser sometido a juicio político. Pero no todavía, sino al final de una investigación administrativa que lleva adelante el consejero y diputado nacional Pablo Tonelli (Pro).

Pero una vez culminadas las PASO y el proceso de recuento de los votos y la proclamación de las fórmulas que clasifiquen para participar de los comicios de noviembre, Bento perderá la exclusividad y el pleno control porque será parte del Consejo Electoral que completarán el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Juan Ignacio Pérez Curci, y el titular de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Dalmiro Garay.

En los tribunales ya palpitan cómo serán esas reuniones, más aun después del fuego cruzado entre Bento y la Cámara Federal de Apelaciones por la causa judicial que tiene en serios problemas al primero.

Tribunales federales 2.jpg
Los tribunales federales de Mendoza, donde Bento y la Cámara Federal tienen sus despachos.

Los tribunales federales de Mendoza, donde Bento y la Cámara Federal tienen sus despachos.

Algunos arriesgan que serán virtuales, más que nada para evitar el encuentro personalizado.

Aumenta la expectativa por el escrito del primero, que acusó a la Cámara Federal de participar de un lawfare: armar una causa judicial para destituirlo y quedarse con el cargo de juez al que accedió en 2006 de la mano de Néstor Kirchner; motivos por el cuál decidió no apelar ante la Cámara y acudir directamente a la justicia internacional.

La respuesta de los camaristas fue tan categórica como inédita, y esto último porque en Mendoza no suelen ocurrir estos cruces, al menos tan públicos. Calificaron de improperios algunas expresiones de Bento y la esposa y le retrucaron haber sembrado descrédito sobre toda la administración de justicia de la República Argentina en vez de haberse defendido puntualmente sobre una causa judicial específica.

Temas relacionados: