Diario Uno Política Abogados de Familia
Pandemia

Coronavirus en Mendoza: abogados de Familia exigen a la Suprema Corte la urgente digitalización de la actividad

Por UNO

Luego del conflicto con los jueves civiles, la Suprema Corte de Justicia de la provincia deberá afrontar un nuevo diferendo, esta vez con los jueces de Familia. Es que tras solucionar el reclamo de los letrados del fuero civil que se opusieron firmemente al traslado de personal  al área de familia, quedaron más al descubierto los problemas y carencias de este último sector, cuyas dificultades se agravan por el impacto de la cuarentena que impide el normal desarrollo de sus tareas habituales. Frente a esto, los profesionales del ámbito de Familia reclamaron la urgente digitalización de la actividad, algo que -aseguran- el máximo tribunal promociona pero no cumple.

Te puede interesar: ANSES| Bono 10.000: acceso al padrón del Ingreso Familiar

Los abogados y abogadas de Familia son los que reclaman ahora y no con pocos argumentos. Por el contrario, y aunque reconocen la buena voluntad, predisposición e intenciones tanto de los trabajadores judiciales como de los jueces, han reflejado los severos inconvenientes que hacen  que algunas situaciones que deben solucionarse de inmediato no encuentran respuesta. Es el caso, por ejemplo, de las tramitaciones para el pago de lo cuota alimentaria o para los casos de padres o madres separados que tramitan autorizaciones para ver a sus hijos. Sí, en cambio, se está atendiendo con celeridad los casos de violencia de género.

Los profesionales de Familia publicaron una carta abierta en la que explican sus reclamos, necesidades y puntos de vista. Una de las firmantes de la nota, que rubrican más de 300 abogados, es Laura López, quien le dijo a Diario UNO que "la Justicia de Familia viene relegada desde hace bastante tiempo, no de ahora, sólo que con el aislamiento obligatorio por el coronavirus, los problemas han salido más a la luz".

"Los primeros 14 días de cuarentena nos sorprendieron a todos, pero para los segundos 14 días ya la Corte implementó una serie de medidas para trabajar online, pero esto a los Juzgados de Familia no llega. Está habilitada una página para hacer las denuncias, pero es muy complejo de implementar esto porque al no existir el expediente digital es muy difícil el seguimiento", amplió la letrada.

"El tema de la mamá que le reclama al papá los alimentos para el hijo en común, no está entre lo considerado urgente, cuando sí lo es porque la alimentación no puede esperar. La Corte habla de la digitalización, de los avances tecnológicos, pero a Familia eso no ha llegado. No le asignan recursos ni personal. El ámbito civil sí, está un pasito adelantado", sumó Laura López.

También contó que la promocionada firma digital "no se puede hacer porque no nos dan los turnos" y reiteró la buena predisposición de los empleados que "son divinos y le ponen muchísima onda".

La carta abierta

"En este momento de pandemia las/os abogadas/os que  ejercemos el derecho de familia, estamos observando con gran preocupación la situación por la que estamos atravesando, como trabajadores independientes y como profesionales que nos vemos impedidos de continuar sus causas judiciales, detrás de las cuales hay personas, familias con necesidad de recibir respuesta a sus conflictivas. Asimismo, somos conscientes del momento crítico de emergencia sanitaria y apoyamos la medida del aislamiento obligatorio sumamente necesario para combatir tal pandemia.

A lo largo del aislamiento vemos que la Justicia de Familia, como siempre, está relegada al último lugar al momento de dictar disposiciones y acordadas. Si bien se han articulado medidas para que las personas víctimas de violencia de género tengan acceso a la justicia, los demás conflictos no han sido contemplados, como el tema de alimentos, régimen de comunicación por ejemplo.

Si bien es verdad que la Suprema Corte de Justicia de la Provincia ha dispuesto un mail para enviar  escritos y demandas, estas deben revestir el carácter de “urgentes”, caso contrario no se tramitan. También ha declarado que existe un correo para solicitar turno a los efectos de que las/os abogadas/os tramiten la firma digital,  pero dichos mails son contestados esgrimiendo que solo se tramitará si hay una urgencia para hacerlo,  y finalmente, nunca llegan los turnos.

Hace dos años  que la Suprema Corte de Justicia de Mendoza anunció el expediente digital. Actualmente,  en los distintos fueros, están a medio camino, pero lo lamentable es que en el fuero de familia nunca se implementó. Siendo éste el fuero donde la gente necesita respuestas inmediatas en materia de alimentos, cuidado personal, medidas precautorias, presentaciones tutelares, etc. Los  titulares de esas causas son las personas más vulnerables,  en esta emergencia sanitaria, y ciertamente,  están aun más a la deriva.

Actualmente hay personas que no saben  dónde ir a reclamar por sus derechos en el ámbito de familia. La Suprema Corte, que al inicio de la pandemia anunció que la provincia estaba comprando software para el trabajo remoto, que los abogados iban a poder trabajar desde sus casas sin necesidad de ir al juzgado, sólo habilitó para  el fuero de familia una casilla de correo electrónico, que como se expresara, reciben únicamente casos de urgencia,  lo que queda al mero criterio del  juez/jueza  que esté en turno.

La Suprema Corte de Justicia, a través de los distintos medios de prensa, ha manifestado que se está trabajando “vía on line” casi con normalidad, que se envían demandas vía mail,  y que está en marcha la firma digital, cuando en verdad nada de ello se condice con la realidad. Y esta desidia deja a miles de mendocinos sin poder tener acceso a la justicia. Hay cientos de colegas que están recibiendo llamadas de sus clientes exigiendo la continuación de sus trámites  judiciales atento a lo que escucha por los medios de comunicación por parte de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, quienes transmiten el mensaje de que se está trabajando casi con normalidad vía online.

Es momento en el que todos debemos estar a la altura de las circunstancias, la Justicia debe seguir, pero mediante de la digitalización de la misma. Somos conscientes del peligro de la pandemia. Es  por ello que, consideramos que por ahora,  el aislamiento es la única manera de protegernos todos,  y en esta circunstancias en cuando la Suprema Corte de Justicia de Mendoza  debe redoblar esfuerzos e implementar, con carácter de urgente, dicha digitalización en todos los fueros de la justicia,  para que  realmente toda la población que lo requiera, puedan acceder a la misma".