Diario Uno > Política > Prisión Perpetua

Cornejo, sobre la prisión perpetua: "No aumentemos el sufrimiento de las víctimas"

El diputado nacional fue el último expositor en el debate por la prisión perpetua que impulsó la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Alfredo Cornejo fue el último orador en el debate que impulsó la Suprema Corte de Justicia para definir la constitucionalidad o no de la pena de prisión perpetua. Tal como ya ha manifestado, se manifestó a favor de la máxima condena que contempla el Código Penal.

El ex gobernador, que fue quien más tiempo tuvo para exponer sus ideas en la audiencia pública, pidió que "no aumentemos el sufrimiento de las víctimas diciendo que la prisión perpetua es inconstitucional". "Los familiares tienen el consuelo de saber que el homicida es sancionado en forma proporcional al daño que causó", agregó.

Te puede interesar...

Luego de hacer un extenso repaso de los números en materia de seguridad durante su gestión al frente de Mendoza, Alfredo Cornejo opinó que "mucho se dice acerca de la exclusión social, somo si el sistema penal debiera ser benévolo con ellos. El daño impresionante que le hace ese razonamiento al sistema de seguridad es enorme".

"El conjunto de la sociedad no tiene que soportar que una minoría nos someta a todos los que queremos vivir en paz y en libertad de esta forma", indicó el legislador nacional.

Alfredo Cornejo expuso que "la readaptación del condenado no puede ser el único fin que persiga la imposición de una pena. Una condena responde al reproche que le formula el Estado a un delincuente, entonces tiene un sentido sancionatorio".

Debate por la prisión perpetua

La Suprema Corte de Justicia abrió una convocatoria a una audiencia pública para definir si la prisión perpetua es constitucional o no. La exposición, que se puede ver haciendo click aquí, se realizó en toda la jornada del jueves y la mañana del viernes.

El debate es un paso previo a un fallo que debe emitir la Corte tras el caso conocido como la Valija Fúnebre, donde cuatro sujetos fueron encontrados culpables en un juicio abreviado por homicidio agravado, pero el juez Eduardo Martearena los condenó a 25 años de prisión en lugar de a prisión perpetua, como contempla el Código Penal.