Diario Uno > Judiciales > Juan Lucero

Valija Fúnebre: zafaron de la perpetua y les dieron 25 años de cárcel

 Embed      

Finalmente, y luego de la polémica, hubo sentencia en la causa conocida como Valija Fúnebre. Los tres asesinos del cuidacoches Juan Leonardo Lucero (27) recibieron una pena a 25 años de cárcel.

Así lo definió este jueves el juez Eduardo Martearena luego de declarar inconstitucional la pena a prisión perpetua que prevé el Código Penal para los casos de homicidios agravados.

La audiencia, que se extendió por más de 4 horas, arrancó con la palabra del fiscal jefe de Homicidios Fernando Guzzo quien ratificó su pedido de prisión perpetua para los hermanos José Rafael(46) y Abel Augusto (39) Yañez y Mariano Alan Gutiérrez (24).

"El mensaje social debe ser que el que comete un delito debe responder como marca la Ley. El Código Penal tiene 98 años y nunca nadie trató de excluir la prisión perpetua como sanción", argumentó.

Luego de enumerar los planes sociales, educación y salud pública, en referencia a que los asesinos no estuvieron excluidos del sistema, el magistrado afirmó que "el humano no es un ser determinado para delinquir, tiene libre albedrío. Los acusados están acá porque mataron a otra persona, no porque son pobres".

 Embed      

Por su lado, el abogado Oscar Torres, defensor de los hermanos Yáñez, contraatacó al fiscal diciendo que "no sé si está hablando de Argentina o de Canadá y Estados Unidos". Por su parte, pidió que sean condenados por la pena mínima que se contempla para el homicidio simple, es decir, 8 años de cárcel.

En tanto que el representante legal de Gutiérrez, Pablo Rotondi, pidió que ante la disidencia su cliente recupere la libertad en forma inmediata.

La resolución

El juez técnico Eduardo Martearena se tomó algunas horas para fundamentar su postura contra la prisión perpetua. "Todos podemos ver las cosas de diferentes formas. Esto es una decisión judicial y puede gustar o no. No digo que está bien, pero tengo derecho a pensar así", manifestó.

En una explicación plagada de tecnicismos, trató de remarcar que la Constitución Nacional está por encima de las Leyes y por eso considera que la prisión perpetua no resocializa al recluso y es inconstitucional.

Finalmente terminó condenado a los acusados a la máxima pena que establece el homicidio simple: 25 años de cárcel.

Este no será el último round en el caso ya que el fiscal Guzzo anticipó que presentará un recurso para que la Suprema Corte de Justicia revise la sentencia.

 Embed      

Deuda de drogas

El 13 de julio de 2017 un cadáver calcinado y desmembrado fue hallado en el cementerio Los Andes Memorial, en Godoy Cruz. Los investigadores tardaron variar horas en identificarlo como Lucero, un cuidacoches que solía trabajar en Ciudad.

La hipótesis fiscal es que la víctima fatal solía comprarle estupefacientes a los hermanos Yáñez y tenía una deuda de drogas con ellos. Por eso, el 10 de julio lo llevaron a su domicilio y lo golpearon hasta dejarlo inconsciente.

Junto con Gutiérrez, cargaron el cuerpo en una valija y lo subieron a un vehículo, para luego prenderlo fuego en el lugar donde sería hallado tres días después, justamente, junto a la valija.

Una de las pruebas que utilizó el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello para acusarlos fueron escuchas telefónicas que se obtuvieron del teléfono celular de la víctima fatal, el cual estuvo en poder de Gutiérrez tras el cruento homicidio.

En tanto que el jurado popular descartó el agravante de alevosía, que se refiere al estado de indefensión en el que se encontraba la víctima: la Fiscalía consideraba que estaba vivo cuando lo prendieron fuego.

Te puede interesar...