El director general de Escuelas, José Thomas, dio a conocer que desde el lunes vuelven las clases presenciales a Mendoza en el mismo formato que ya existía antes del confinamiento.

"El lunes volvemos al viernes 21 por lo que los niveles inicial, primario, secundario siguen con el sistema de burbujas y superior y terciario en la virtualidad", alegó Thomas a Hola Mendoza por El Siete.

"Las escuelas urbanas, y secundarias principalmente, son las que más burbujas cerradas tienen", manifestó Thomas y agregó que eso lleva a que escuelas rurales puedan permanecer abiertas, sin que se hayan cerrado burbujas.

Thomas reconoció que se está evaluando que permanezcan cerradas las escuelas secundarias, ya que los últimos años del secundarios tienen mayor autonomía para la virtualidad y la necesidad pedagógica se adapta más.

"Tienen dispositivo y una realidad distinta", explicó Thomas, que añadió que también son los cursos que provocan mayor movilidad de docentes.

No obstante, alegó que esa posibilidad se analiza para las próximas semanas y no para la que viene, por lo que el lunes los secundarios volverían a la escuela de manera física.

"Si Argentina decide hacer la Copa América y los chicos se juntan a ver el partido, será difícil que no se junten. Tenemos que ver esas incidencias", aseguró el funcionario, que se preguntó dónde estarán los estudiantes si no están en el colegio.

Vacaciones de invierno

Thomas, en cuanto a las vacaciones de invierno, reconoció que se analiza adelantarlas.

"Estamos hablando, es otro punto a tener en cuenta, depende de lo que pase con la vacunación y también se analiza por las primeras olas de frío. Hay múltiples alternativas para estudiar".

"Este fin de semana vamos a vacunar a grupos 2, 3 y 4 de 50 años para arriba. Esto significa docentes de nivel inicial, primaria, secundaria y jóvenes adultos", explicó Thomas.

En total, el universo es de alrededor de 8 mil docentes en el Gran Mendoza, dijo el titular de la DGE y añadió que "este operativo se realizará en el Aconcagua Arena".

Para que estos docentes reciban la vacuna, no deben anotarse en ningún lado ya que se encuentran inscriptos desde hace tiempo.

Thomas también hizo referencia al error por el cual se inscribió a 30.000 docentes como vacunados cuando todavía no lo estaban.

"Fue un error humano que duró cinco horas y que se reconoció", aseguró Thomas y manifestó que hubo una mala intencionalidad política sobre este tema.

"Yo entiendo que es sensible", dijo Thomas y comparó con la cantidad de vacunas que se dijo desde el primer momento que iban a llegar y que no arribaron.

Seguir leyendo