El Ministerio de Trabajo de la Nación decretó este martes por la noche la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto salarial que mantienen la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas de Argentina (FOEVA) y las patronales bodegueras.

De esta forma se destrabó un paro de actividades convocado por la organización gremial, que dispuso como forma de protesta un bloqueo al ingreso de las uvas cosechadas a las bodegas .

Te puede interesar...

La directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, dispuso "dar por iniciado un período de conciliación obligatoria por el término de 15 días, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 11° de la normativa preindicada", informó Télam

A su vez, intimó a Foeva y por su intermedio a los trabajadores por ellos representados, "a dejar sin efecto, toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual".

Como consecuencia de los bloqueos, los establecimientos vitivinícolas realizaron más de 20 denuncias penales ante el Ministerio Público Fiscal, y también se labraron actas notariales que fueron remitidas al Ministerio de Trabajo para agilizar la conciliación obligatoria.

Los trabajadores reclaman un aumento salarial del 100%, mientras que desde las cámaras patronales que participan de la mesa paritaria ofrecieron un incremento del 30% escalonados en cuatro tramos, más un adicional no remunerativo.