Plenario de comisiones

Bodegueros plantearon un futuro dramático para el vino si se aplican las retenciones de la Ley Ómnibus

Representantes de Fecovita, Coviar y Bodegas de Argentina disertaron ante los legisladores nacionales en el plenario de comisiones que analiza el proyecto de Javier Milei y que incluye derechos de exportación al vino del 8%

"El 8% de retenciones al vino implica regalar nuestros mercados a uno de nuestros principales competidores: Chile". Con esas palabras, Walter Pavón, gerente de Relaciones Institucionales de Bodegas de Argentina, dejó en claro en el plenario de comisiones del Congreso, durante el tratamiento de la Ley Ómnibus, lo que la medida que busca implementar el presidente Javier Milei significaría para la industria madre mendocina.

A su alocución se sumaron durante la jornada las del presidente de la Coviar, Mario González, y la de Marcelo Federici, secretario general de Fecovita. Los tres representantes de la industria vitivinícola cuestionaron el artículo 205 del proyecto de ley que implementa un 8% de derechos de exportación al vino y dieron sus argumentos para que los legisladores no lo avalen.

"Apelo al sentido común", les dijo González a los diputados y senadores que deberán votar.

►TE PUEDE INTERESAR: Retenciones al vino: los legisladores mendocinos que las rechazan, los que apoyan y los que dudan

"Estaríamos generándole una pérdida de rentabilidad y en muchos casos una desaparición a los pequeños productores", agregó Federici de Fecovita al presentar el panorama.

WALTER PAVON bodegas de argentina.jpg
Walter Pavón, de Bodegas de Argentina, hizo su presentación de manera presencial en el Congreso.

Walter Pavón, de Bodegas de Argentina, hizo su presentación de manera presencial en el Congreso.

El duro análisis de Pavón, de Bodegas de Argentina

Walter Pavón fue uno de los más dramáticos a la hora de hablar de las consecuencias que podría tener en la industria una retención del 8% a las exportaciones de vino.

Lisa y llanamente, habló de que significaría "regalar nuestros mercados a uno de nuestros principales competidores, que es Chile".

"Esta medida puede matar el negocio" (Pavón) "Esta medida puede matar el negocio" (Pavón)

Y explicó: "Generamos divisas genuinas porque exportamos mucho más de lo que importamos. Cuando tenemos que vender en el exterior es un trabajo que implica viajar, ofrecer la marca, reunirnos nuevamente, es un proceso que lleva su tiempo porque no tenemos acuerdos comerciales y ya pagamos un derecho del 5%, que en definitiva es un derecho de exportación que no tienen nuestros competidores".

Entonces, consideró Pavón: "Esta medida puede matar el negocio en el cortísimo plazo".

Esto es porque "nadie puede modificar el precio internacional y tocarlo implica quedarnos afuera, perder clientes".

El bodeguero contó además que ya en febrero y marzo se espera una pérdida de rentabilidad: "La devaluación no significa un ingreso para nuestro sector; por un lado por el aumento del costo que está arriba del 70% y esto nos va a dejar ya en febrero y marzo con rentabilidad negativa y la posibilidad de perder algunos mercados".

Si a ello le sumamos un 8% de derechos de exportación, "va a quebrar a toda la industria".

Concluyó Pavón: "Va a significar más un beneficio para los competidores, en especial para Chile, más que un beneficio interno. Los otros países premian el esfuerzo y acá se castiga a los exportadores".

Marcelo Federici, secretario general de Fecovita

"Pedimos la exención del impuesto, que es muy nocivo", dijo virtualmente, a través de la plataforma Zoom por la que expusieron otros tantos empresarios y representantes de diferentes organizaciones no gubernamentales, a favor o en contra de artículos del proyecto de Ley Ómnibus.

Particularmente Federici se refirió, como el resto de los bodegueros, al artículo 205 que habla sobre las retenciones al vino.

"Estamos frente a un inicio de cosecha mayor. La industria vitivinícola reacciona a los stocks. Este año estamos con una disminución del consumo del mercado interno con lo cual sí o sí vamos a necesitar una salida por exportación. Si se les aplica un 8% de retención, nos dejaría fuera de competitividad, con lo cual ese volumen presionaría el volumen interno y los precios se deteriorarán", explicó a los legisladores que serán los encargados de votar la ley.

"Este año es una situación particular en la que hay una producción buena de vid para el 2024 con lo cual (con el impuesto) estaríamos generándole una pérdida de rentabilidad y en muchos casos una desaparición a los pequeños productores", dijo y explicó: "Caería demasiado el precio porque habría una sobreoferta del producto".

Mario González, presidente de la Coviar, contra las retenciones

Como ya lo viene haciendo desde que se conoció la intención del gobierno nacional de volver a aplicar retenciones al vino, Mario González, presidente de la Coviar, destacó las virtudes de la industria y también las dificultades que los productores y empresarios deben asumir para poder competir en el mundo.

"La recaudación sería de sólo 60 millones de dólares, una cifra que para el país no es importante y para la vitivinicultura sí" "La recaudación sería de sólo 60 millones de dólares, una cifra que para el país no es importante y para la vitivinicultura sí"

"Hemos logrado tener el 0% del derecho a las exportaciones, algo que es básico: no podemos gravar la industria con un impuesto más", expresó además. "Entendemos el esfuerzo que hay que hacer pero las economías regionales, que justamente necesitan exportar más y seguir dando valor agregado, necesitan una estrategia de comercialización en la que puedan ser competitivas", dijo ante los legisladores nacionales.

González repasó que, gracias al cero en los derechos de exportación, en los últimos meses "empezamos a recuperar las mermas producidas en el 2023 pero lamentablemente nos encontramos con esta propuesta de poner el 8% de retenciones".

"Creo que la decisión se tomó desde el desconocimiento y que con los datos y la inteligencia de los legisladores, se podrá volver al cero", vaticinó.

Y apeló al "sentido común: 60 millones de dólares solamente sería la recaudación, algo que para el país no es importante y para la vitivinicultura sí".

►TE PUEDE INTERESAR: Anabel, Bermejo y Aveiro escucharon a entidades que se ven perjudicadas por la Ley Ómnibus y el DNU