Desde el municipio de Santa Rosa informaron acerca de los 21 municipales que fueron despedidos durante la semana pasada.

Te puede interesar: Los cinco miembros de una familia se contagiaron y debieron ser internados

Según detallaron, los empleados fueron nombrados de forma "irregular".

Ejercieron como funcionarios fuera de escala durante la gestión de la ex intendenta radical Norma Trigo, y por decisión suya estas personas fueron pasadas a planta permanente, en cargos de alta categoría, omitiendo el concurso.

Los datos surgieron por medio de auditorías de estados de cuenta y contratación de personas realizadas en la institución municipal durante el año 2018 y 2019.

Motivos del despido

Un comunicado oficial emitido desde el municipio expresó que la designación de estas personas se realizó "con total ausencia de formalidad en la conformación de la junta de selección, así como falta de acreditación de vacantes, de crédito presupuestario; y sin la de presentación de certificado de buena conducta y el preocupacional", situación que se sostenía hasta el día de la fecha.

También destacaron que los ex funcionarios, aún en ejercicio su cargo, fueron nombrados en planta permanente en las clases más altas del escalafón municipal, afectando gravemente los derechos de agentes municipales con decenas de años de carrera e imposibilidad de ascender y progresar en su carrera.

A partir de estos incumplimientos se toma la decisión de revocar y dejar sin efecto los respectivos decretos de designación por padecer de vicios groseros, declarando la inexistencia del acto administrativo mencionado.

Otras irregularidades

La actual gestión municipal de Santa Rosa, con Florencia Destéfanis a la cabeza, ha puesto la lupa en los años de administración de Trigo y ha encontrado incongruencias en las cuentas que dieron lugar a una denuncia en Fiscalía de Estado.

Puntualmente, Trigo firmó, antes de dejar la intendencia, un decreto municipal en el el que se creaba un ítem que incrementaba el sueldo de los cargos políticos.

Esta denuncia fue tenida en cuenta por el Fiscal de Estado de la provincia, Fernando Simón.

Es decir que Trigo, y otros 71 integrantes de su gestión, fueron conminados a devolver 5 millones de pesos a la comuna, esta cifra surge de la sumatoria de los aumentos que todas estas personas recibieron en forma irregular.

Temas relacionados: