Reclamos en Malargüe

Amstutz pidió "no hacer política" con la obra de la Ruta 40 porque depende "de la Justicia"

Los malargüinos se pusieron en "pie de guerra" en defensa de Portezuelo y reavivaron reclamos por la pavimentación de la ruta. Desde Vialidad Nacional explicaron por qué la obra sigue paralizada

El reclamo de Malargüe por la ejecución de la obra Portezuelo del Viento llegó acompañado del de la pavimentación definitiva de la Ruta 40, en el tramo de 80 km de tierra que une Bardas Blancas con el río Barrancas. El jefe del 4° Distrito de Vialidad Nacional Regional Cuyo, el mendocino Guillermo Amstutz, señaló en diálogo con Diario UNO que desde el organismo nacional "se hace -en el camino- el máximo de lo judicialmente permitido". Gustavo Miras, presidente de la Cámara de Comercio malargüina, reclamó que se avance con "la decisión de una jueza que tiene la carpeta archivada".

Es que la obra, que comenzó allá por 2015, está paralizada desde fines de 2018 cuando el plano judicial fue tomando cada vez más protagonismo. Después de caer en quiebra, la empresa OPS cedió el contrato de obra pública adjudicada a la firma puntana Chediack pero la síndico Ana María Chiappari invalidó esa cesión y confiscó todos los certificados de obra.

"El trámite administrativo fue autorizado por Vialidad Nacional en su momento pero, en enero de 2019, la Justicia entendió que hubo errores en la metodología de transferencia del contrato", explicó Amstutz sobre la paralización de la obra.

Desde entonces, dice el funcionario y ex senador provincial, "se fueron deteriorando los trabajos aunque desde Vialidad hacemos un mantenimiento diario del camino". "Entendemos que para quienes tienen que transitar por la ruta, esos 80 km de tierra son incómodos" pero "hacemos el máximo de lo judicialmente permitido".

La pelota está en manos de la Justicia, que aparentemente, según señala Amstutz, "no entendió de la importancia de la obra para Mendoza y no permitió, mientras resuelve la cesión de contrato, que los trabajos pudieran continuar". Coincide en esta visión Miras, a quien le "llama la atención la demora".

Desde entonces, tanto Chediack como parte legitimada, como funcionarios de Vialidad y legisladores provinciales, han intentado destrabar el conflicto pero hasta el momento no se ha llegado a buen puerto. Para Miras, este esfuerzo no ha sido suficiente y reclama "que se tome una decisión política al respecto porque para algunas causas la Justicia funciona rápido y para otras no".

"Vialidad Nacional no puede incorporar otra empresa ni proceder a una nueva licitación porque la obra ya fue contratada y hay tareas certificadas", explica Amstutz, con quien Miras reconoce tener buen diálogo. De hecho, dice el funcionario, "Chediack realizó trabajos antes de la paralización de la obra pero no pudieron ser certificados por la intervención de la Justicia".

obra ruta 40 malargue.jpg
La imagen de comienzos de 2018 daba cuenta de los primeros avances de la obra que meses después se frenaría por completo por decisión de la Justicia

La imagen de comienzos de 2018 daba cuenta de los primeros avances de la obra que meses después se frenaría por completo por decisión de la Justicia

Sobre la pronta, o no, resolución del conflicto a nivel judicial, Amstutz explicó a Diario UNO que "hay que ser prudentes" porque la definición está en manos de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Comercial, que debe resolver la apelación que la actora hizo a la quiebra decretada por la jueza Vivian Fernández Garello.

La queja de la Cámara de Comercio de Malargüe

Recientemente, la Cámara de Comercio de Malargüe, presidida por Gustavo Miras, hizo público un documento a través del que reclama al gobernador Rodolfo Suarez por la obra Portezuelo del Viento, mientras que propone una "movilización popular", no solo como muestra de defensa de Portezuelo sino también en procura de la "pavimentación definitiva de la ruta 40 sur".

"Malargüe no solo es el departamento con más rutas, sino que es el departamento con más rutas sin terminar", se quejó Miras. "De esas, algunas están intransitables como el tramo de 80 km de la ruta 40", agregó. "Lo que no se recalca es que Malargüe, que esa ruta en particular, es la conexión con la Patagonia", inistió.

Sobre los reclamos, el intendente Juan Manuel Ojeda, de Cambia Mendoza, pidió que sean dirigidos al Presidente de la Nación y al PJ y en ese sentido, Miras reconoció que "el gobernador siempre ha respondido con trabajo y el de la ruta 40 es un tema nacional pero queremos que se ponga en agenda porque cuando no tenemos un laudo presidencial, tenemos una jueza de Buenos Aires".

"Creemos en insistir e insistir. La presidencia tiene un pequeño cortocircuito con Mendoza y eso demora todo", protestó el empresario.

Tras estos últimos movimientos, Guillermo Amstutz pidió "no hacer política" respecto de un hecho que depende "exclusivamente de la Justicia".

El mantenimiento de la obra de la ruta 40 al sur de Malargüe

Según indicó el funcionario de Vialidad Nacional, al momento hay dos motoniveladoras trabajando en forma diaria. "Al ser una zona tan árida y arenosa, es complicado mantener solidificada la zona. Con las motoniveladoras vamos alivianando el serrucho, pero cuando aparece la arena, el terreno se vuelve flojo y peligroso para los vehículos", explicó.

Por ello, este lunes se avanzó con la compra directa de dos camiones regadores de agua para evitar la sequía de la zona de tierra de la ruta.

Temas relacionados: