Diario Uno Política Amnistía Internacional
Restricción de vuelos

Amnistía Internacional solicitó una reunión por los argentinos varados

"Las autoridades deben garantizar que las políticas implementadas no causen un impacto desproporcionado en las personas", dijeron desde Amnistía Internacional

Por UNO

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, solicitó este jueves al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y al ministro del Interior, Eduardo De Pedro, una reunión para tratar la situación de los argentinos varados por el cierre de fronteras.

La titular del organismo pidió un encuentro a través de una nota girada a Cafiero y con copia a De Pedro para tratar la situación en torno al cupo de 600 pasajeros por día que se dispuso "el pasado 26 de junio mediante la Decisión Administrativa 643/2021, en el marco de las medidas para la reducción de la propagación del virus Covid-19".

Al respecto, subrayó que "las autoridades deben extremar su compromiso con los derechos humanos y garantizar que las políticas implementadas no causen un impacto desproporcionado en las personas" y, al fundamentar su solicitud, indicó que es necesario "generar un espacio de diálogo constructivo y brindar aportes para garantizar que las medidas adoptadas sean respetuosas de los derechos humanos".

Este jueves reflotó la idea de vuelos de repatriación y autorizaciones especiales ya que el Gobierno nacional tiene decidido renovar el DNU con las mismas restricciones y mantener el cupo de 600 argentinos que podrán ingresar al país provenientes del extranjero, cuyas medidas se encuentran vigentes hasta este viernes inclusive, con el propósito de retrasar el ingreso de la variante Delta a la Argentina.

Belski puntualizó, además, que la medida que se tome dentro del contexto sanitario "debe ser proporcionada, estrictamente limitada y necesaria" aunque "no debe durar indefinidamente", al sostener que "debe estar sujeta a un examen periódico y significativo".

Si bien aclaró que la organización "reconoce el enorme esfuerzo" del Estado argentino, la directora de la entidad aseguró que es necesario "dar una respuesta integral a una crisis sanitaria de una magnitud sin precedentes en la historia reciente".

En ese sentido, Belski informó que "Amnistía Internacional ha tomado conocimiento de diferentes situaciones de personas que atraviesan dificultades para regresar al país, encontrándose varadas en el exterior con vuelos reprogramados y estadía extendida".

El reclamo de la organización internacional se fundamenta en "diversos testimonios" de los afectados quienes no tienen precisiones "sobre cuándo se produciría el retorno seguro al lugar de residencia habitual".

También, expresó que los afectados "mencionan la necesidad de realizar constantemente testeos de PCR por no contar con la fecha de salida, como así también la de anotarse en listas de espera para los vuelos de manera presencial en los aeropuertos, exponiéndose a un mayor riesgo de contagio".

En su petición al gobierno Belski precisó que los varados "han solicitado autorización para regresar a su país y aún no han tenido respuesta, con reprogramación de vuelos para el mes de agosto", también comunicó que "algunos refieren no contar con recursos para costearse alojamiento, alimentación o servicios de salud en el extranjero; madres y/o padres separados de sus hijos, entre muchas otras".

En una Decisión Administrativa (DA) de la Jefatura de Gabinete, el Ejecutivo nacional estableció el pasado 26 de junio el límite de 600 personas por día para los ingresos a la Argentina hasta el próximo viernes inclusive, con el objetivo de "minimizar el riesgo y retrasar el ingreso de la variante Delta". Esta decisión llevó a que hayan quedado varados ya son casi 15.000 argentinos, según las propias empresas aéreas.