Argentinos varados

Mantendrán las restricciones pero evalúan excepciones y vuelos de repatriación

Hay unos 15.000 argentinos que no pueden volver al país por cancelación de vuelos y el Gobierno busca la forma de agilizar el regreso para algunos casos particulares

Por UNO

(Editado por Luciano Bertolotti) Ante la situación desesperante que viven miles de argentinos varados en el exterior por el cupo de ingreso al país desde el exterior, reflota la idea de vuelos de repatriación y autorizaciones especiales ya que el Gobierno nacional tiene decidido renovar el DNU con las mismas restricciones y mantener el cupo de 600 argentinos que podrán ingresar al país provenientes del extranjero, cuyas medidas se encuentran vigentes hasta este viernes inclusive, con el propósito de retrasar el ingreso de la variante Delta a la Argentina.

Así lo indicaron a NA fuentes oficiales, que precisaron que el Gobierno nacional definió mantener el cupo diario de personas que podrán ingresar al país, al considerar que "los resultados obtenidos son buenos". La noticia se conoció luego de una reunión virtual de la que participaron esta tarde los ministros Eduardo de Pedro (Interior), Carla Vizzotti (Salud) y Alexis Guerrera (Transporte) para evaluar este tema.

Seguir leyendo

"Con las medidas que tomamos hasta el momento los resultados obtenidos son buenos. Hay que hacer todo lo posible para retrasar el ingreso de la variante Delta", resaltaron a Noticias Argentinas fuentes con despacho en Balcarce 50.

Lo que no se descarta, reveló el portal Infobae es implementar “vuelos especiales” desde el exterior para repatriar argentinos que se encuentran varados en con situaciones “particulares”, aunque los criterios aún no fueron establecidos. De hecho, ya se autorizaron algunos regresos por cuestiones puntuales. En los últimos 10 días se han autorizando ingresos “puntuales” y se evalúa institucionalizar este modus operandi, que hasta ahora se produjo de manera informal.

En una Decisión Administrativa (DA) de la Jefatura de Gabinete, el Ejecutivo nacional estableció el pasado 26 de junio el límite de 600 personas por día para los ingresos a la Argentina hasta el próximo viernes inclusive, con el objetivo de "minimizar el riesgo y retrasar el ingreso de la variante Delta". Esta decisión llevó a que hayan quedado varados ya son casi 15.000 argentinos, según las propias empresas aéreas.

viajes al exterior 1.jpg
Qué tenés que hacer si tenés vuelos programados desde México, Brasil o Chile

Qué tenés que hacer si tenés vuelos programados desde México, Brasil o Chile

Previo a que se firmara la DA, se permitía un ingreso diario de hasta 2.000 personas, quienes debían abordar el vuelo rumbo al país con un PCR de resultado negativo hasta 72 horas previas al embarque.

En ese marco, puntualizaron que "los próximos meses son claves para avanzar con la campaña de vacunación", y "sostener" las aperturas de actividades que se lograron hasta el momento.

Si bien en Casa Rosada se mantenían firmes respecto de mantener un cupo diario para el ingreso de argentinos o residentes al país, en los últimos días se había evaluado la posibilidad de aumentar "paulatinamente" el número de personas que podían regresar a la Argentina.

Por esta situación, diputados nacionales de Juntos por el Cambio presentaron un pedido de informe para que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, brinde explicaciones sobre los motivos que llevaron a reducir la cantidad de personas que entran a la Argentina de 2.000 a 600 personas

Mejoró el cumplimiento de la cuarentena

No obstante, las fuentes consultadas subrayaron que "aumentó el cumplimiento" de quienes deben realizar una cuarentena al regresar al país, producto del incremento de controles que estableció cada jurisdicción.

Respecto de las restricciones para frenar los contagios de Covid-19 en el territorio nacional, el Gobierno decidió extender el DNU que estableció el semáforo epidemiológico, el cual entrará en vigencia desde este sábado.

De esta manera, el Ejecutivo nacional prorrogará el decreto 287, que se publicó en el Boletín Oficial el pasado 1 de mayo, que estableció cuatro fases sanitarias: zonas de bajo riesgo epidemiológico, de riesgo medio, de alto riesgo y de alarma.

De acuerdo con esta normativa, las zonas que se encuentren en alarma epidemiológica deberán tener restringida la circulación nocturna, prohibir las reuniones sociales y suspender las clases presenciales.

Fuentes: NA, Infobae y Archivo Diario UNO.